La niña de General Campos que quedó embarazada a los 11 años de edad tras un abuso, dio a luz por cesárea a una bebé que nació en el hospital de Concordia. El caso generó gran polémica por el permiso judicial para realizar el aborto.
La niña de General Campos que había quedado embarazada a los 11 años, dio a luz este martes, entre las 3 y las 5 de la madrugada, en el hospital “Delicia Masvernat” de la ciudad de Concordia. Según pudo saber Reporte Cuatro, la bebé nació por cesárea y habría pesado alrededor de tres kilos.
El caso generó una polémica de alcance nacional tras el pedido de permiso judicial para realizar el aborto y la demora del juez en expedirse en el tema.
Como se recordará, allá por enero, se conoció que una chica de 11 años habría sido abusada sexualmente “por un amigo de su abuela”, en San Salvador, aunque la joven sería oriunda de General Campos.
Si bien fueron consultadas las fuentes policiales de San Salvador, las cuales no dieron crédito a la noticia, desconociendo el hecho, trascendió que el defensor general del Poder Judicial de la Provincia de Entre Ríos, doctor Maximiliano Benítez, se iba a interiorizar del tema, aprovechando una visita a Concordia, por un caso similar en esa ciudad, de una niña de diez años.
Esta joven de General Campos, en ese entonces, gestaba un embarazo de varias semanas -no llegaría a los tres meses-, por lo que también estaba recibiendo asistencia médica.

Tembladeral en Salud
El hecho también generó un revuelo político tras las polémicas declaraciones que realizara en su momento el ministro de Salud, Hugo Cettour, quien afirmara en un medio nacional que “no corresponde aplicarle el aborto a la niña de 11 años de General Campos”.
El riesgo que para la salud de la menor implica continuar con la gestación y la denuncia de abuso sexual son los argumentos que esgrimen desde el entorno familiar.
Sin embargo, el ministro de Salud de Entre Ríos, Hugo Cettour, aseguró a Radio 10, de Buenos Aires, que “el viernes luego de la primera presentación, el equipo médico que revisó a la niña dijo que no corresponde el aborto en este caso”.
“El caso no entra dentro de las pautas legales en las que debe permitirse interrumpir el embarazo”, consideró el médico especialista en cirugía, quien dijo, sin embargo, haber consultado a colegas obstetras sobre el caso.
Así es que, según Cettour, “una vez que la niña tuvo su primera ovulación, tiene las condiciones físicas para sostener un embarazo. La naturaleza es sabia, una vez que tiene su primera menstruación el cuerpo está preparado. Quizá habrá que tener cuidados al momento del parto y programar una cesárea”.
El funcionario insistió en que “los médicos del hospital de Concordia no ven una situación por la que deba interrumpirse el embarazo”, aunque reconoció que “habrá que esperar los resultados de la evaluación psicológica”.
“El hospital informó de inmediato los resultados de la evaluación de la menor, ahora la Justicia tiene que actuar rápido y expedirse, ya que la niña cursa la semana 11 de embarazo”, remarcó.

Luego de estas declaraciones, el Gobierno inmediatamente salió a despegarse de ellas, con un comunicado oficial mediante el cual desautorizaba a su propio ministro.
“Frente al hecho público en el cual una persona menor de edad habría sido abusada sexualmente por un menor de 17 años y a partir de lo cual ésta resultó embarazada, el Gobierno provincial expresó públicamente que no es de su competencia abrir juicios de valor, intervenir, decidir o tomar posición respecto del complejo suceso y a lo que indica la ley vigente”, comenzaba el parte de prensa.
En este sentido, reiteró que “las decisiones a adoptarse encuentran marco jurídico en el Código Penal Nacional vigente en sus artículos 86° y 119° y sus modificaciones del año 1994. Asimismo, recordó a todos sus funcionarios que existe una ley provincial que garantiza los derechos sexuales y reproductivos que rige de pleno derecho desde el año 2003″.
En el mismo sentido, recordó “la importancia de contemplar lo expresado en los artículos 15° párrafo segundo, 19° párrafo primero y el artículo 20° de la Constitución provincial”.

Por todo ello, opinó finalmente que “es el Poder Judicial el que debe valorar y expedirse sobre la existencia del delito de violación, como requisito esencial previo que dispararía sí el procedimiento terapéutico previsto claramente por la ley cuya procedencia está fuera de discusión, toda vez que se acredite judicialmente dicho extremo, y que el Estado está obligado y dispuesto, desde luego, a cumplir”.
Por lo tanto, “el Poder Ejecutivo aboga por la veloz resolución de la insalvable etapa judicial que este asunto requiere”, finalizó.

El culebrón
También hubo lugar para la novela, porque luego de que la familia de la nena movilizó a la Justicia por el supuesto “abuso”, saliendo en todos los medios, desistieron del pedido de aborto, aseguraron que el “papá” se haría cargo del bebé y que trabajaría; y que su abuelo estaba feliz con la llegada de la criatura.
Luego, pidieron que los dejen tranquilos.
Meses después de la polémica, el juez inteviniente continúa en su cargo y este martes, nació la criatura.

sc-inst-200x450