Créditos a valor producto para la ganadería

Política 05 de octubre
El senador De Ángeli impulsa la aplicación del modelo de las UVAs hipotecarias, pero a la ganadería. El sistema permitirá la creación de préstamos y de depósitos denominados en UGAs.
f_1507199217
El sector ganadero necesita financiamiento para inversiones en infraestructura y genética

El senador nacional Alfredo De Ángeli (Cambiemos-Entre Ríos) propuso, a través de un proyecto de ley, la creación de un sistema de crédito para la ganadería bovina, a través de las “Unidades de Ganado” (UGAs) para la financiación a valor producto a mediano y largo plazo de la compra de ganadería bovina en el país.

“Estamos generando nuevas herramientas para que el desarrollo llegue a todos”, dijo el senador entrerriano al comentar su iniciativa y destacó que “los emprendedores y la confianza en el país son dos motores para generar empleo y tenemos que ser creativos para que encuentren a mano lo que necesitan para crecer y más aún cuando estamos frente a una incipiente diversificación productiva que promete mucho al país y al mundo”, agregó.

Detalles. La propuesta de De Ángeli, que se desarrolló con la colaboración de Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) y que ya tiene estado parlamentario, permite la creación de préstamos y de depósitos denominados en UGAs. Los créditos podrán ser utilizados para adquirir hacienda o para realizar inversiones ganaderas en los campos. Los bancos tendrán la libertad de solicitar garantías prendarias o hipotecarias, “aunque el ideal sería que los créditos fueran prendarios”, aseguró el senador.

El valor inicial en pesos de la UGA será determinado por el Banco Central de la República Argentina, utilizando como referencia el kilogramo del ganado bovino en pie, promedio ponderado por las cantidades comercializadas, de las distintas variedades de ganado, en los mercados de Rosario y Liniers. De forma tal que 1 UGA será equivalente a un kilogramo de ganado bovino en pie y será actualizado mensualmente, por ese índice. De este modo y al igual que con los créditos hipotecarios, los productores tendrán la posibilidad de acceder a tasas fijas en pesos o a los créditos UGA.

Marca registrada. El senador nacido en María Grande precisó en los fundamentos de su proyecto, que lleva también las firmas de las senadoras por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, y por Córdoba, Laura Rodríguez Machado, que “la carne bovina es una marca registrada argentina en los mercados internacionales, que genera una oportunidad única en las cadenas agroalimentarias de colocar productos cárnicos de alta calidad, con el tan buscado valor agregado”.

Dijo que “en este agregado de valor, la cadena ganadera genera puestos de trabajo, sobre todo en el eslabón de los frigoríficos, donde es mano de obra intensiva, pero también, la ganadería genera trabajo de forma federal, ya que los procesos de cría, recría, engorde y faena están distribuidos en al menos 10 provincias del país”.

Mencionó, a su vez, que “reconvertir a la ganadería argentina en exportadora requiere inversiones en infraestructura y genética, mayor retención de vientres y ampliar las etapas de recría, que tendrían como resultado mayor stock, mayor peso de faena y, por lo tanto, mayor cantidad disponible de kilos de carne para exportar”. Todos estos procesos “requieren de créditos de mediano y largo plazo, que permitan financiar la retención de vientres y el mayor tiempo que se requiere para recriar animales que soporten mayores pesos”, argumentó, y aseguró que su propuesta “desde el lado del productor es una herramienta que cierra. Por el lado de los bancos, la historia demuestra que el precio del ganado siempre termina superando la inflación y el dólar”, evaluó.

Involucrar a la sociedad con la cultura del campo

Para el senador nacional Alfredo De Ángeli el sistema de créditos que impulsa a través de un proyecto de ley, además de convertirse en “una excelente herramienta” de préstamo para la producción pecuaria, también “podría ser un instrumento para involucrar a la sociedad no agropecuaria a la cultura del campo”.

“Está muy instalado en la sociedad argentina que la carne es cara y que su producción está en manos de pocos productores. Si se crearan plazos fijos en UGA, como fondeo del crédito ganadero, los argentinos podrían ser parte del proceso ganadero y beneficiarse de las subas del precio de la hacienda y no ser “víctimas” de ello”, explicó.

El Diario

Te puede interesar