Cataluña reafirma que hoy declarará la independencia unilateral

Internacional 10 de octubre
El presidente catalán anunció que lo hará ante el pleno del Parlamento, en medio de divisiones de los separatistas y presiones de Madrid. El tema conmociona al país.
SyCna0Ohb_930x525
El jefe de Gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont, durante un mensaje televisado el 04/10/2017 en Barcelona - (DPA)

Sin embargo, según fuentes del gobierno catalán, Puigdemont declararía la independencia apelando al diálogo y a la apertura de un proceso de mediación con el gobierno nacional de Mariano Rajoy.

El futuro de 7,5 millones de catalanes está en manos del discurso que Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat, dará hoy en el pleno del Parlamento donde, según él mismo afirmó, declarará unilateralmente la independencia de Cataluña. “La declaración está prevista en la ley del referéndum como aplicación de los resultados. Por lo tanto, aplicaremos aquello que prevé la ley”, dijo durante una entrevista concedida al programa 30 minutos de TV3.

El presidente de la Generalitat, que se presentará hoy a las seis de la tarde -las 13 en Buenos Aires- en el Parlamento, navega entre las presiones por una declaración unilateral de independencia sin anestesia que le reclaman los partidos independentistas más ácidos -la ANC (Asamblea Nacional Catalana) y la CUP (Candidatura de Unidad Popular)- y las intimidaciones del gobierno nacional y de los sectores que se oponen al separatismo que amenazan con un abanico de infortunios que van desde la suspensión de la autonomía catalana hasta el augurio de un destino trágico para Puigdemont como el de Lluís Companys, presidente de la Generalitat entre 1933 y 1934 que, luego de ser detenido por declarar “el Estado catalán dentro de la República Federal Española”, fue condenado a treinta años de prisión por rebelión y, años después, fusilado por la dictadura de Francisco Franco.

Fuentes del propio partido del jefe de gobierno -PDeCAT, (Partido Demócrata Europeo Catalán)- señalan tres escenarios posibles que dividen a los mismos integrantes del PDeCAT:

- Que Puigdemont declare la independencia, amparándose en la ley del referéndum que se celebró el 1 de octubre. La ley, que fue suspendida por el Tribunal Constitucional, señala que, en caso de vencer el ‘sí’ en el referéndum, el Parlamento catalán “celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña, sus efectos y acordar el inicio del proceso constituyente”.

- Que lo haga “simbólicamente”. En este sentido, el eurodiputado Ramon Tremosa sugirió imitar la fórmula que aplicó Eslovenia: una declaración en suspenso que se deja en remojo durante unos meses, esperando una negociación con el Estado y un reconocimiento internacional.

- Que Puigdemont abra un espacio de negociación o que se limite a pedir diálogo al gobierno central. En el seno del mismo PDeCAT se han expresado, incluso públicamente, posiciones como la del consejero de Empresa i Coneixement, Santi Vila, quien pidió que se posponga cualquier decisión unilateral en beneficio de un proceso de diálogo y mediación. En sintonía con esta postura, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, expresó: “Pido que abandonemos las trincheras, el lenguaje belicista. No es el momento del choque de trenes, es el momento del diálogo”.

Negado a cualquier tipo de negociación, el gobierno del PP aseguró hoy que si hay declaración unilateral de independencia, el Ejecutivo aplicará el artículo 155 de la Constitución que permite intervenir ante la desobediencia de cualquier autonomía para “restaurar la ley y la democracia” en Cataluña. El rey Felipe VI ya había aludido a ello en su discurso del martes pasado por la noche.

“Con quien tiene que hablar Puigdemont es con su abogado”, dijo Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP. “Vamos a impedir la independencia, se tomarán las medidas que sean necesarias”.

“No hay declaración retórica posible ante los dos millones de votos defendidos con el cuerpo el 1 de octubre. Sería legitimar la violencia policial, rendirnos”, posteó en Twitter la diputada Mireia Boya de la CUP.

La ANC, por su parte, hizo circular un video en el que afirma que mañana se declarará la independencia sin rodeos y convocó para esta tarde una concentración.

Toda España está en vilo por lo que dirá mañana Puigdemont. “Esta noche he cocinado la última cena dentro de España”, vaticinó, esperanzada en una declaración de independencia, Vicky Soler Raventos, una vecina de Vilanova i la Geltrú, un municipio a 50 kilómetros de Barcelona.

Clarin

Te puede interesar