BGH lanza plan canje para celulares de todas las marcas

Interés General 11 de octubre
La fabricante de electrodomésticos y equipos electrónicos BGH está a punto de incursionar en el incipiente mercado de celulares "refurbished" (reacondicionados o refabricados), que a nivel global representan un 15% de las ventas totales de telefonía móvil.
cc111017n019f13_crop1507683195788.jpg_258117318

A partir del mes próximo, ofrecerá equipos usados de primeras marcas y con garantía, en retailers de electrodomésticos, locales de telefonía y servicio técnico y en su tienda online.

"Estos equipos podrán conseguirse por el 75% del valor de un teléfono liberado nuevo, y a su vez los retailers podrán tomar smartphones usados como parte de pago de un equipo nuevo o cualquier otro electrodoméstico", comentó a El Cronista Martín Teubal, director de BGH Services.

Además de fabricar celulares con marca Sony y una propia, BGH Joy, la compañía posee una línea de producción destinada al reacondicionamiento de teléfonos usados que funciona desde hace casi dos décadas en Tierra del Fuego. Sólo que hasta el momento, proveían este servicio a operadoras telefónicas sin ocuparse de revenderlos.

"Estuvimos estudiando el negocio de comercialización de equipos refurbished, y vimos que en el mundo es un nicho que crece", señaló Teubal. "No sólo porque permite acceder a equipos de gama media y alta a un menor precio, sino por razones de conciencia ambiental, ya que al extender la vida útil de los teléfonos, promovemos la economía circular y reducimos la basura electrónica".

En un año, la firma espera comercializar un millón de equipos, lo que representa un 10% del mercado formal de renovación de telefonía móvil. De este modo, competirán con Trocafone, la compañía fundada por Guillermo Freire que se dedica a la compraventa online de smartphones usados.

Para ingresar en este nuevo negocio, BGH desarrolló una plataforma online que permite a los vendedores de las tiendas de electrodomésticos ingresar el modelo del teléfono y saber cuál es el precio por el que pueden comprarlo o venderlo al cliente. "La idea es que acepten celulares usados como parte de pago, a modo de promoción", destacó Teubal.

Los equipos que ingresan al circuito son aquellos que no superan el año y medio de uso, no están mojados, encienden y no tienen el display roto. "En el proceso de refurbish se chequea que no sean robados, se limpian los datos, se desbloquea y se genera un formulario de alta, como el que se usa para los autos", explicó Teubal.

Hoy existen en el país casi 50 millones de líneas de telefonía celular (más de una per cápita) y en el mercado formal se renuevan unos 10 millones de equipos por año. La frecuencia de recambio se ubica actualmente en alrededor de dos años, y gran parte de esta renovación se hace para acceder a un equipo con la última tecnología disponible, desechando un modelo anterior que aún se encuentra en perfecto funcionamiento.

Según datos del mercado, en Argentina, los smartphones cuestan casi el doble que en otros países desarrollados, mientras que el salario mínimo es dos tercios menor. Esto dificulta el acceso a estos equipos que se están convirtiendo en la principal vía de ingreso a Internet.

El mercado de refurbish no sólo permite comprar un teléfono de gama alta o media a un precio inferior, sino que al mismo tiempo, quienes cambian su smartphone por otro de última tecnología obtienen algo a cambio al venderlo u ofrecerlo como parte de pago.

El Cronista

Te puede interesar