Hay 800.000 mayores de 45 años que no logran reinsertarse en un trabajo

Nacionales 11 de octubre
Distintos estudios coinciden en que 80% de las ofertas de empleo son para personas menores de esa edad. Esta mirada crítica predomina más entre las Pyme
cc111017n020f04_crop1507683715258.jpg_258117318

A pesar de ser uno de los grupos vulnerables a la hora de conseguir empleo, pocas empresas o políticas públicas tienen en su agenda la inserción laboral de los mayores de 45 años. Un estudio reciente elaborado por la consultora Adecco, estimó que hay más de 800.000 personas que están por encima de esa edad que buscan, sin éxito, volver a encontrar un lugar en el mercado laboral.

"Tratamos de ver cuáles son los grupos mas vulnerables de nuestro país. El primer grupo es de los chicos de 18 a 24 años, que casi triplican al desempleo promedio. También las mujeres, las personas con discapacidad y los ex deportistas. Pero el grupo de personas de más de 45 años también es un grupo bastante importante que no está logrando insertarse en el mercado laboral y muchas empresas no ven esta problemática", destacó Pablo Liotti, gerente de Marketing y Comunicación de Adecco Argentina. "Es muy llamativo que no depende de su formación. Esto es también para profesionales muy avanzados, como abogados o contadores", agregó.

De acuerdo con el estudio, se trata de personas que quedaron al margen del circuito de empleo, despedidos de los lugares donde trabajaban, por la búsqueda de nuevos desafíos o que dejaron de trabajar por algún motivo y quieren volver al mercado laboral. Esta situación se da en un contexto donde, de acuerdo a distintos relevamiento, cerca de un 80% de las ofertas de empleo son para menores de 45.

Los resultados del informe de Adecco que abarcaron consultas entre más de 420 empresas muestran que, para el sector privado, la edad de los postulantes a una búsqueda laboral es un "factor relevante" al momento de decidir la contratación. Es así en el 63% de los casos, casi el doble de los que no ven en la edad (35%) una variable de importancia. Esta mirada crítica predomina más en el caso de las pyme (66%) que en las empresas grandes (58%), y más entre las firmas que no tienen empleados de más de 45 (67%) que en el resto (64%). Además, las personas mayores de 45 no son percibidas como un grupo vulnerable con el cual se debe trabajar su empleabilidad: apenas 22% de las empresas identifican a los mayores de 45 como un colectivo "en riesgo" con el que se debe trabajar de manera proactiva. Las empresas que cuentan con políticas específicas sobre este tema, detalló Liotti, suelen ser las multinacionales que se alinean con las políticas de sus casas matrices.

"En muchas empresas se considera que la persona más joven se adapta más fácil y tiene mayor facilidad para incorporar procesos y que una persona con más experiencia puede traer vicios, es una etiqueta negativa que se coloca a este grupo como decir que no son afines a la tecnología" ejemplificó Liotti. Son rótulos que están llevando a que estas personas no puedan insertarse y la realidad es que este grupo tiene muchos beneficios que no son tenidos en cuenta". Desde Adecco, por ejemplo, destacan que las personas de este grupo tienen sus habilidades comunicativas desarrolladas por completo, mayor soltura al tratar con clientes o proveedores y herramientas de negociación más desarrolladas: "Gracias a esas habilidades comunicativas son buenos líderes, y saben aprovechar la importancia de la comunicación cara a cara en los negocios".

Además, suelen tener una menor rotación, ya que son más realistas en cuanto a sus expectativas de futuro y, por lo tanto, tienen un nivel de compromiso más elevado. "Son personas laboralmente estables y concentradas, han trabajado toda su vida y no están en busca de la siguiente oportunidad", señaló el informe.

Te puede interesar