Crespenses afrontan las consecuencias de erróneas multas labradas en otras provincias

Crespo 12 de octubre Por
Vender el vehículo o tramitar la licencia de conducir se convierte en una odisea. Las infracciones acusan desde destinos nunca visitados hasta personas que no poseen rodados.

Para muchos vecinos de la ciudad y la región, comenzar el trámite de transferencia de la propiedad automotor o la renovación del carnet, ha sido el disparador para conocer que se encuentran involucrados en la imposición de elevadas multas de tránsito, supuestamente cometidas en otras jurisdicciones provinciales. Lo curioso, es que los infractores aseguran no haber estado en esas localidades, no ser titulares de los vehículos indicados, entre otras objeciones.

En diálogo con FM Estación Plus 94.3, el Dr. Alejandro Canavesio, afirmó que las consultas por dicha problemática son crecientes y precisó que “Provincia de Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba, Santa Fe, Corrientes son por ahí los principales destinos desde donde se han labrado multas de este tipo”.

Qué hacer frente a esa situación es el interrogante que muchos se plantean, comenzando un derrotero de oficinas en busca de una explicación y solución. “En Crespo todavía no tenemos el Defensor del Pueblo, pero Paraná sí y desde allí se están captando los planteos. Se hace un descargo y ellos se encargan de gestionar el levantamiento de la infracción. Los profesionales podemos hacer los descargos directos al organismo emisor, pero no tiene un efecto inmediato, porque pasa a un proceso hasta que llega a una resolución y el tiempo va pasando. Desde la Defensoría del Pueblo es más rápido”, dijo el profesional.

En cuanto al acto público que desencadena el problema, el abogado explicó: “Las actas son por lo general realizadas por inspectores que toman la matrícula al pasar, con el vehículo en tránsito. Se pueden equivocar en una letra o un número de la patente y eso hace que al consultar en la base de datos del Registro Nacional, surja una identificación incorrecta. En la fotomulta también puede haber un error por parte de quien interpreta el dominio del vehículo. O pueden existir los famosos ‘autos mellizos’. Es variada la situación, hay que analizar cada caso en concreto”.

En cuanto a las consecuencias, Canavesio comentó que “lamentablemente cuando se trata de una transferencia, el interesado toma la multa como parte del negocio que está concretando y lo termina pagando, ya que nadie inicia una acción legal en Buenos Aires por una situación de estas características. No debería así, pero es como sucede. En Crespo, hay gente que no ha podido sacar el carnet de conducir porque tiene estos antecedentes, que condicionan la obtención del mismo”. Asimismo, sobre este último inconveniente, el letrado afirmó haber trasladado la inquietud a la Municipalidad de Crespo, sobre lo cual indicó: “Al secretario de Gobierno, Dr. Julián Maneiro, le sugerí que deberían busca el mecanismo para poder cotejar esta información que emite el registro, como para poder solucionarlo. Porque sucede que habiendo hecho un descargo o una presentación, es decir que la multa aún no está efectiva sino objetada, la persona no puede acceder al carnet de conducir. Me tomó el reclamo, me hizo saber de alguna gestión que se hizo a través del Juzgado de Faltas de la ciudad, pero quedó en esos términos. Lo estarían revisando después de las elecciones y confío en su palabra, para que esto se pueda revertir”.  

Canavesio desde su perspectiva y basado en su experiencia profesional manifestó: “En los descargos y presentaciones que realizo, sostengo que lo hacen con fines recaudatorios. Estadísticamente de cada 100, 30 van a pagar y es un ingreso importante para la comuna. Funciona como parte del activo de una gestión. En la zona, a un intendente de Valle María se le planteó esto y tuvo problemas penales. No lo seguí al caso, pero sí la ciudad después dejó de cobrar multas” 

“Hay que recurrir a la justicia”, recomendó el profesional y agregó: “El Defensor del Pueblo como figura considero que es la más indicada, porque puede hacer una acción colectiva, es decir se juntan varios damnificados y bajo una misma presentación pueden reclamar los derechos vulnerados. En forma individual es más difícil, implica más costos, traslados y lo importante es accionar para destrabar la situación”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Te puede interesar