Nación pedirá a las provincias que bajen impuestos y reduzcan el déficit

Nacionales 03 de noviembre
En la primera reunión del gabinete ampliado, el presidente Mauricio Macri reclamó ante todos sus ministros profundizar la "austeridad"; los comprometió con el objetivo de "bajar el gasto público y el déficit fiscal", y dejó trascender que les reclamará a todas las provincias que compartan el esfuerzo fiscal de la Nación para bajar el déficit y reducir impuestos.
o_1509697328

Según confiaron al diario La nación altas fuentes de la Casa Rosada, Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , les pedirán a todos los gobernadores en la reunión del jueves próximo, en Olivos, que recorten los impuestos a los ingresos brutos y a los sellos en sus provincias por 1,5 o 2% del PBI en 5 años, hasta 2023. Ello implica resignar ingresos por una cifra que va de los 150.000 a los 200.000 millones de pesos.

El Presidente; el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, hicieron hincapié durante la reunión, realizada en el Centro Cultural Kirchner (CCK), en lograr una mayor "austeridad", en la lucha por bajar el gasto y el déficit nacional y provincial. También hablaron el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, ante el gabinete en pleno.

Esto se interpretó como una respuesta a varios gobernadores que criticaron la reforma tributaria anunciada el martes porque afectaría las economías regionales.

El Gobierno exige a los gobernadores que reduzcan los impuestos a los ingresos brutos y a los sellos en forma gradual hasta 2023. Los consideran distorsivos, porque se aplican en cascada y quitan competitividad.

La Casa Rosada argumenta que entre 2016 y 2017, la Nación bajó la presión tributaria en 2% del PBI (retenciones al agro e impuesto a las ganancias), o sea que resignó ingresos por 200.000 millones. Y que con la reforma tributaria bajará impuestos por otro 1,5% de aquí a 2023, o sea 150.000 millones más. Cada punto del PBI equivale a 100.000.

El déficit fiscal nacional será este año de 4,2% del PBI, o sea 420 mil millones de pesos, mientras que el rojo provincial será de 0,5%, unos 50.000 millones. Las cuentas provinciales están más equilibradas por la devolución progresiva desde 2016 del 15% de coparticipación que desde los años 90 retenía la Anses.

El Gobierno también busca que las provincias contengan su gasto con la ley de responsabilidad fiscal, acordada con 22 de los 24 gobernadores. Esa norma compromete a los distritos a mantener su gasto real constante en los próximos años. Así, con un crecimiento del PBI de más del 3%, bajaría el déficit.

Te puede interesar