Prisión preventiva a Escobar Gaviria en otra causa

Policiales 15 de noviembre
El juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, dictó ayer la prisión preventiva al cura Escobar Gaviria en el marco de una nueva causa judicial por abusos y corrupción de menores.
f_1504728831
Gaviria ya tiene una condena a 25 años y cumple prisión preventiva en Victoria

El juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, dictó ayer la prisión preventiva al cura Juan Diego Escobar Gaviria en el marco de una nueva causa judicial por abusos y corrupción de menores.

Fue durante una audiencia pedida especialmente por el fiscal Federico Uriburu, a cargo de la investigación penal preparatoria, en la que el sacerdote estuvo fugazmente, pero de la que tomaron parte sus abogados defensores, Milton Ramón Urrutia y María Alejandra Pérez.

El magistrado consideró que “se dan los presupuestos” para el dictado de la prisión preventiva, y como principal riesgo procesal argumentó el peligro de fuga del cura, que ya carga con una condena anterior a 25 años de cárcel, que todavía no está firme, por cuatro casos de abuso y corrupción de menores.

Se trata de una causa que se abrió en el marco del juicio oral a Escobar Gaviria por los abusos a menores en Lucas González, que terminaron en su condena. En esas jornadas, S, un chico de 17 años, declaró como testigo y contó de los abusos, lo cual dio lugar a la apertura de una nueva causa judicial.

La preventiva que ahora dictó el juez Acosta se suma a la que ya le aplicaron al sacerdote, el 21 de abril, y que cumple en la Unidad Penal de Victoria, hasta que el fallo condenatorio a 25 años de prisión quede firme.

ARGUMENTOS. El juez Acosta hizo lugar al planteo del fiscal Uriburu y sostuvo que existen “riesgos procesales”, y entre estos, el principal es el peligro de fuga de Escobar Gaviria, por cuanto ya carga con una durísima condena, todavía no firme, a 25 años de cárcel. De modo que ahora el sacerdote, que fue párroco de Lucas González, cuenta con “doble” prisión preventiva. La que le prorrogó el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay, en septiembre último, al condenarlo, y que cumple desde abril pasado, y la que le impuso ahora el magistrado nogoyaense. La calificación legal del nuevo hecho que carga sobre sus espaldas Escobar Gaviria es el delito de promoción a la corrupción agravada, que tiene una pena de 10 a 15 años de prisión.

La medida fue dictada en el marco de la investigación penal preparatoria N° 919/17 caratulada “Escobar Gaviria Juan Diego s/Promoción a la corrupción agravada”. Ya el cura carga con una dura condena.

Urrutia: “Atacar a la Iglesia vende”

Luego de la audiencia, el defensor del cura hizo explosivas declaraciones, a tono con sus incursiones habituales en los medios. Tildó de “arbitraria” la sentencia que condenó a Escobar Gaviria a 25 años de cárcel, y se mostró molesto por la filtración de aspectos de la causa en los medios.

“Las instituciones están enfermas, la Justicia necesita un cambio”, dijo, enfático, aunque lo dijo en relación directa al Poder Judicial de Entre Ríos.
“Hombres, determinados hombres, nos muestran las arbitrariedades en las que incurren. Violentan el debido proceso, violentan las normativas, violentan la Constitución. En su momento, vamos a dar vuelta todo esto”, anunció.

“Me da pena que tengamos hombres y mujeres en la Justicia que no le hagan el honor –dijo Urrutia en declaraciones al sitio Infocontenidos, de Nogoyá--. La Justicia está demostrando que hay una baja calidad y que solo persigue delitos cometidos” por los sacerdotes, y que las acusaciones sólo se centran en la Iglesia Católica.

“¿Las causas de corrupción las perseguimos? ¿Metemos presos, como se hace a nivel nacional? Milton Urrutia se pregunta: ¿los políticos que tienen millones y las conexiones que tienen, no tienen peligro de profugarse? ¿A ellos no le vamos a dictar prisión preventiva? Escobar Gaviria debería estar libre, ya que no existe ninguna posibilidad de que se profugue a Colombia”, sostuvo. Y enseguida razonó: “Atacar a la Iglesia vende”.

El Diario

Te puede interesar