Una joven no aceptó $10.000 que se ofrecían de recompensa

Crespo 27 de agosto Por
Por esas cosas del destino, la situación se produjo en el Día de la Solidaridad. Una muestra de que los buenos gestos no esperan retribución, reconfortan en sí mismos.

Desde el atardecer del jueves 24, una familia de Crespo buscaba desesperadamente a una perra Bichón Frise, que se escapó del patio de la casa, en inmediaciones de Sarmiento y Carbó de esta ciudad. La necesidad emocional de encontrarla, llevó a los dueños a distribuir carteles ofreciendo una generosa recompensa de $10.000 por su mascota.

Comercios, medios de comunicación y redes sociales se hicieron eco, aunque el animal no aparecía. En diálogo con FM Estación Plus 94.3, Analía Stegmann contó que “es una perrita de un año y medio, y que la familia estaba quebrada, principalmente los chicos”, apelando así a la solidaridad de quienes pudieran aportar algún dato.

La felicidad llegó a los Gareis-Stegmann sobre el mediodía del sábado 26, cuando Lorena Giménez, una integrante del Voluntariado de Crespo en protección de los Derechos del Animal, localizó a “Lupe”, la perrita perdida. Se hallaba en otro extremo de la ciudad, en calle Santa Fe, atemorizada después de dos noches de tormenta que sobrellevó fuera de su hogar.

Para sorpresa de esta familia crespense, la joven se negó a aceptar la recompensa ofrecida. El  jefe de familia, Sergio Gareis, dijo a este medio: “Recuperamos a Lupe gracias a Lore Giménez, que no aceptó recompensa alguna. Agradecemos a todos los que colaboraron en su búsqueda e inmensamente a esta mujer que nos halló la mascota. ¡Cuánta buena gente tenemos en nuestra ciudad!”, afirmó.

En tiempos donde la economía es una seria preocupación para las familias, la recompensa es una tentación, por lo que el desinteresado gesto recobra notoriedad.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Te puede interesar