El lunes se instrumenta la primera tobillera electrónica a un detenido en Entre Ríos

Entre Rios 25 de noviembre
El Servicio Penitenciario habilitará el control externo de una persona imputada por abuso sexual. Cumplirá la prisión domiciliaria hasta llegar a juicio. El monitoreo se hará desde un comando central en Paraná.
0022140342

Tardó pero llegó. Finalmente, el lunes se habilitará el primer uso en la provincia de Entre Ríos del sistema de monitoreo de detenidos fuera de los penales. De esta manera se pone en funciones el convenio que firmaron en su momento el gobernador Gustavo Bordet y el Ministerio de Justicia de la Nación.

Como se sabe, este dispositivo permite el control y vigilancia de las personas privadas de la libertad que contarían con el beneficio de la prisión domiciliaria hasta que se defina en un juicio su responsabilidad en una causa.

Esto permite dos situaciones, tratar de descomprimir el estado de las cárceles en Entre Ríos, y segundo mejorar los controles de las personas que se encuentran con medidas alternativas al de la prisión efectiva que en los últimos tiempos era muy precario y que solo se hacía con la presencia en los domicilios de personal de fuerzas de seguridad.

El lunes integrantes del equipo de monitoreo y control externo de presos del Servicio Penitenciario se trasladarán hasta la localidad de Caseros en el departamento Uruguay, para realizar un estudio e informe socio ambiental y edilicio de la casa donde podría cumplir la prisión domiciliaria un imputado de abuso sexual, confirmaron a diario Uno.

El lunes se inicia el trámite formal de autorización de implementación del sistema de tobilleras electrónicas y tras una evaluación corta en el tiempo se notificará al juzgado de Garantías la conveniencia o no de la apertura del dispositivo. Todo parece indicar que no abría problemas porque hay un acuerdo previo entre la fiscalía y la defensa del imputado de violación.

Como se sabe, el sistema de control se va a realizar desde una moderna sala de monitoreo que se habilitó en la Dirección del Servicio Penitenciario en Paraná. Desde allí con el equipamiento se podrán controlar los movimientos del preso que no deberá salir de la vivienda y en todo caso, si rompe la restricción y trata de sacarse el equipo, siempre se podrá visualizar a través de las pantallas de monitoreo.

Se indicó que las tobilleras son cómodas para las personas judicializadas, pero las mismas son prácticamente imposibles de poder abrirlas sin las llaves originales. Y en todo caso, si se intenta dañarlas para neutralizar su funcionamiento, se alertará a través del sistema de GPS.

El programa cuenta con el respaldo del Ministerio de Gobierno de la provincia, el Servicio Penitenciario, el Poder Judicial provincial y de la Nación, para lo cual le permite a Entre Ríos contar con el dispositivo a costo cero con las tobilleras, por lo que tuvo que invertir en la instalación de la sala de control y monitoreo.

A la persona que se acordó el beneficio de la prisión domiciliaria, se le hizo saber que tendrá vedado la salida fuera de la propiedad y en caso de una urgencia o problema de salud, se lo asistirá con la policía local o bien el Servicio Penitenciario más cercano. Pero bajo ningún punto de vista deberá salir de la casa, en caso contrario perderá el régimen lo que determinará su inmediato traslado a la cárcel.

El imputado

El primer caso de tobillera electrónica en un preso, fue acordado para un muchacho de 22 años quién está imputado de abusos sexual con acceso carnal. El imputado está con prisión preventiva alojado en la Unidad Penal IV de Concepción del Uruguay desde mayo de este año.

Todo se inició por la denuncia de la víctima, que fue atacada por el acusado a quién conoció en un boliche del departamento Uruguay. Tras la investigación fue detenido y derivado al penal, pero frente al pedido de la defensa es que se avaló la iniciativa de una prisión morigerada y continuar la última etapa de la instrucción penal preparatoria, con la medida restrictiva domiciliaria.

En la justicia de Concepción del Uruguay se realizó el jueves la audiencia en la cual la jueza Alejandrina Herrero avaló la iniciativa que llevaría a ser la primer colocación formal de una pulsera electrónica en la provincia.

La jueza valoró el pedido de la defensa del detenido, el abogado José Ostolaza, pidió la morigeración de la prisión preventiva y propuso la prisión domiciliaria hasta tanto culmine la investigación y su posterior derivación para el inicio del juicio.

Previo a esto el abogado y la fiscalía vieron con buenos ojos la colocación de la tobillera, trámite que de no mediar inconvenientes, entre el lunes y el miércoles ya estaría funcionando por primera vez en Entre Ríos.

Capacitación

El director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, José luis Mondragón informó a Uno, que está todo dispuesto para el formal funcionamiento del primer equipo en la provincia. "Está todo muy bien encaminado, y esto es por el interés del gobernador Bordet, del Ministerio de Gobierno y de las autoridades judiciales de habilitar este sistema que traería una serie de puntos favorables", explicó el funcionario para señalar: "Es un tema que llevó el exministro Mauro Urribarri y que con muy buen criterio la doctora Rosario Romero prosiguió como una política de Estado".

Contó que desde hace un tiempo hubo un equipo de técnicos que fue capacitado en el control y seguimiento a través del monitoreo que funcionará en un gabinete recientemente habilitado en el Servicio General, en la capital provincial. "Esto permitirá descomprimir y descongestionar el nivel de internos dentro de los penales, pero a la vez se ajustarán de mejor manera los controles domiciliarios que tecnología de última generación", referenció el responsables del Servicio Penitenciario.

Te puede interesar