Encendida votación del Presupuesto Municipal 2018: Por mayoría se aprobó en $329.891.722

Crespo 30 de noviembre Por
En un acalorado cruce de posturas, el oficialismo defendió a ultranza las proyecciones del Ejecutivo. La oposición cuestionó los recortes en Salud, Bienestar Social e Inversiones Reales y discrepó con las áreas donde impacta un aumento del gasto.
HCD Presupuesto
Momento en que el Presupuesto Municipal 2018 fue sometido a votación

El tema principal de la última sesión ordinaria, desarrollada este miércoles, fue el sometimiento a votación del Presupuesto Municipal 2018, el cual asciende a $329.891.722. El proyecto contó con el voto de los 7 concejales del Frente Crespo Nos Une, en tanto que no acompañaron los 4 ediles del Frente Justicialista para la Victoria. La definición fue el corolario a intensas exposiciones antagónicas, que validaban las respectivas decisiones adoptadas.

Evangelina Schmidt (FCNU) dio un detalle de los alcances del proyecto planteado, sosteniendo en la parte principal de su alocución, que “se confeccionó de acuerdo a las disposiciones vigentes de la Ley 10.027 Orgánica de Municipios y teniendo como propósito esta norma, fijar el criterio que permita desarrollar a lo largo del ejercicio 2018, las diferentes políticas de obras y servicios, acordes a las genuinas exigencias de la población. Es por eso que se elevó a consideración el proyecto de presupuesto equilibrado en gastos y recursos, en $329.691.722. Luego de su tratamiento en comisión, el mismo fue aumentado en $200.000, aumento necesario para la construcción de este Cuerpo Legislativo, por lo que el presente quedará en $329.891.722, el cual en su expansión presupuestaria global tiene un aumento previsto del 18% respecto del ejercicio 2017”.

La oposición se extendió en ciertas apreciaciones no compartidas con el proyecto de referencia, sobre el cual el presidente de bloque Javier Fontana, señaló: “La lectura, análisis e interpretación de este Proyecto de Ordenanza nos permite visualizar los  escasos objetivos de la actual gestión para el próximo año 2018” y en ese sentido agregó: “Para el próximo año observamos un aumento en un 30% de los recursos municipales, un 28% de los recursos provinciales y un -14% de ingresos nacionales. Lo que claramente nos demuestra como desde el Gobierno Nacional ya no se van a recibir aportes o programas que beneficien a nuestra ciudad, como ocurrió con el presupuesto anterior. Luego al analizar las erogaciones económicas y por objeto nos detenemos en la partida de personal, y comparamos los valores porcentuales que han significado en el total de los gastos: Año 2016: 67,56% - Año 2017: 67,40% - Año 2018: 71,15%. Mientras que al analizar la incidencia de personal en las erogaciones corrientes, observamos que la misma ha ido creciendo progresiva y preocupantemente: Año 2016: 44,06% - Año 2017: 45,52% - Año 2018: 52,34%. En la planta temporaria se ve un aumento de personal del 54% -163 a 251 personas- y aquí no se incluye a los contratados. Contrariamente al estudiar las Inversiones Reales -esto es los bienes de capital + los trabajos públicos- se observa un decrecimiento: Año 2016: 32,17% - Año 2017: 32,42% - Año 2018: 27,82%. También vemos con mucha preocupación que las Finalidades 3 y 4 por ejemplo: Salud y bienestar respectivamente. Partidas que en un presupuesto de 329.891.972, no representan ni un 10% del total anual.   Salud ha disminuido: Año 2016: 8,5% - Año 2017: 8,38% - Año 2018: 7,86% y Bienestar Social: Año 2016: 19,2% - Año 2017:              18,05% - Año 2018: 14,86%. Cuando vino a este recinto el Secretario de Hacienda -a quien agradecemos su buena predisposición- le mostramos nuestra preocupación al ver que el monto presupuestado para las Becas de los estudiantes de la Ciudad, es el mismo que el vigente en este año 2017; inclusive dichas partidas distan de llegar a cubrir los compromisos de este año. La respuesta fue que no había ningún error, que no se preveía un aumento en el valor de las becas, situación que nos preocupa y alarma; porque hace años los estudiantes reciben año a año esta ayuda económica para desarrollar sus estudios; sobre todo para quienes no están alcanzados o beneficiados por otro tipo de incentivo provincial o nacional”.

En la misma intervención, Fontana remarcó el impacto que tendrá la inflación en los trabajadores municipales, considerando la poca representatividad del aumento salarial en términos de bolsillo. En ese contexto explicó: “extrañamente se observa una previsión de aumento de tan sólo un 10%, sorprendentemente si tenemos en cuenta que las tasas se van a incrementar en un 30%, y que la inflación que llevamos acumulada es del 17%; con una previsión de cierre anual que para los más optimistas será del 21%, y hay quienes hablan del 23 o más. Además teniendo en cuenta que el Ministro Dujovne ha expresado que proyectan una inflación promedio del  15,7% y la Provincia con un promedio de 12%; creemos que no tiene relación el aumento previsto, con la realidad que los trabajadores municipales afrontan día a día. Inflación que seguramente no va a afectar de la misma forma al trabajador que al Presidente Municipal, cuyos haberes ya van a superar los $100.000 mensuales. Este es el tercer presupuesto que sometemos a votación, y vemos como sistemáticamente, todos los años, los sueldos del trabajador municipal pierden fuerza frente a la inflación y los tarifazos que aplica este gobierno nacional. Gobierno que mes a mes sumerge a la clase trabajadora en una situación más difícil y complicada. Este año 2017 se produjo otra vez un importante desfasaje entre el aumento y el poder adquisitivo de los municipales.  ¿Cómo se puede proyectar un incremento de tan solo el 10 % cuando estamos próximos a recibir (todavía antes de fin de año), facturas con incrementos de la energía eléctrica superiores al 40 %, gas 45 %, tasas locales que ya nos anticiparon rondaran el 30 %, etc. Señores, una vez más la proyección de mejora salarial es Insuficiente. Viendo las planillas de personal notamos que hay trabajadores cuyos sueldos básicos apenas superan los 10.000 pesos y gracias a la antigüedad y al presentismo perciben otro valor similar, lo que les permite vivir con lo justo pero dignamente. Pero también hay un importante número de personal de planta transitoria que se encuentra entre los 8 y 11 mil pesos. ¿Saben cuál es el problema? Para quienes ganan un importe como ese, estamos hablando de un aumento de 800 pesos mensuales o en otro caso de 1.100 pesos. Noten la disparidad de la que hablo. Un secretario de este gobierno y su esposa (también funcionaria), perciben en conjunto más de 160 mil pesos mensuales. Seguramente no tendrán inconvenientes ni zozobra alguna cuando reciban 16 mil pesos más en forma mensual, mientras el mismo trabajador que utilicé como ejemplo deberá arreglarse con esos 800 pesos más por mes, o en el mejor de los casos con los 1.100. Difícilmente un matrimonio de funcionarios (que ambos anualmente le representaran al municipio una cifra cercana a los 2 millones de pesos) pueda padecer los mismos problemas que un trabajador que percibe 8, 9, 11, o 12 mil. Pero bueno, ya lo vemos por 3er año consecutivo. El plan de gobierno de la conducción ejecutiva de Crespo plantea una vez más una retracción y pérdida de valor del sueldo de sus trabajadores”.

Fontana criticó que un barrio de la ciudad haya estado 27 horas sin agua y volviendo a la proyección futura, entre otros aspectos generales, el presidente del bloque opositor señaló: “No podemos acompañar un presupuesto: Donde solo se prevé un 10% de aumento para los trabajadores municipales. Donde las partidas de las becas secundarias sigan siendo $290.000 anuales; el equivalente a tres sueldos del Presidente Municipal; o a un sueldo y medio de un  Secretario y su esposa. Donde las partidas de Desarrollo Social y Salud en su mayoría no tienen variaciones, siendo que las necesidades de la gente en este último tiempo vienen sufriendo aumentos de todo tiempo. Con la previsión de aumento de recursos en el punto 16 de Sistema de Ahorro Previo, esperamos se pueda dar respuesta a los diversos planteos de consorcistas que han expresado su preocupación ante este concejo; solicitando se cumpla con la obra contratada, donde los plazos establecidos en los convenios que ellos han firmado ya están vencidos, y se les están violando derechos adquiridos”. 

Carlos Holzehuer, ex presidente del bloque oficialista, fue el primero en defender la actual gestión y refutar los dichos del justicialismo: “Venimos de 12 años de desidia y en estos dos años lo que hemos hecho es arreglar las macanas que durante muchos años los otros gobiernos -principalmente los dos últimos- no han hecho nada. Este se está dedicando a arreglar. Problemas de agua obviamente que va a haber, porque nunca se invirtió nada en agua, jamás se hizo un control, posiblemente se haya perforado uno o dos pozos de agua, pero el sistema necesita mantenimiento, que nunca se hizo. Lo mismo en cloacas: ahora estamos viendo que en Otto Sagemüller se está abriendo para reformar el sistema cloacal. El año pasado también se invirtió en mucha maquinaria. Quiero que apelemos a la memoria, ya que apelamos a la memoria de la gente, cuándo fue la última vez que se compró una máquina para arreglar algo. Después está el manejo del sistema de consorcios, porque ahora nos quieren tirar el fardo a nosotros, cuando desmedidamente durante el año 2014 y 2015 salieron a promocionar los consorcios, que la Municipalidad lo iba a hacer con los camiones, cuando la estructura municipal no es para más de 20 cuadras por año. Hicieron más de 90. Claro, ahora resulta que los que estamos gobernando somos los culpables de todos los males que heredamos. Yo sé que Fontana y su bloque, me van a echar en cara que les vuelvo a hablar de la pesada herencia, pero es que se paga con mucho sacrificio”.

El tema salarial también fue parte de la respuesta del concejal del Frente Crespo Nos Une, sobre lo cual señaló: “El presupuesto no alcanza, los sueldos sí. Posiblemente sea poco, no sé, eso se manejan con el sindicato. Dios quiera que la inflación sea menor y que los sueldos rindan más…Esto es un presupuesto, pueden decir lo que quieren, que esto, que aquello, pero ustedes saben muy bien porque han sido funcionarios, que los aumentos van atados a los empleados de planta”.

“Respecto del corte de agua no le voy a contestar, lo voy a averiguar bien a qué se refiere con eso. Pero seguramente ha sido por alguna cuestión de mantenimiento y a medida que vamos avanzando, vamos previendo los problemas que puede generar tanto el consumo de agua –que aumenta porque está llegando el verano- y queremos optimizar el servicio, para lo que se ha hecho todo un estudio, que próximamente se va a presentar, donde vamos a contar todas las falencias que tiene el sistema de distribución y extracción de agua”, dijo Holzehuer.

Finalmente, disparó: “Obviamente ya sabíamos que ustedes no iban a acompañar esto, nos hicieron perder tiempo en la comisión, en explicaciones. Si con todas las explicaciones que les dio Hernán (Jacob), ustedes no se quedaron conformes, me parece que no tiene sentido discutir más el tema”.      

Esta última consideración del edil molestó al bloque opositor, lo que motivó la intervención de Virginia Stricker, quien expresó: “Me parece que ninguna comisión es perder el tiempo si es pidiendo explicaciones. Primero porque el Secretario de Hacienda siempre está dispuesto para respondernos y segundo, como siempre decimos, dudas nuestras seguramente le aclaren cosas a ustedes, cosas que no saben, que por no tienen por qué estar enterados en materia que no es de su incumbencia. Con más razón, consultamos cosas, pero aún con las respuestas hay cuestiones que nos siguen haciendo ruido o no nos parece que estén bien y por eso ahora las exponemos en nuestro no acompañamiento. Pensar que las consultas en comisión son una pérdida de tiempo, me parece una total barrabasada”.

En relación a las demás respuestas de Holzehuer, la concejal opinó: “Están a dos años, a mitad de gestión, me parece que ya va a llegar el momento de mirar para adelante, ya basta del pasado. Además, el secretario de Hacienda Hernán Jacob, reconoció el sistema de monitoreo que implementó la gestión anterior en el sistema de agua, así que no es que no se hizo nada. El tema del consorcio es insólito legislar para atrás, la gente firmó por algo que no se le está cumpliendo, siendo que pagó el porcentaje acordado y unilateralmente se le elevó ese valor. Por otra parte, sabemos que los sueldos van atados al personal, pero eso no significa que no se pueda modificar si es la intención. Me parece que a ese sacrificio que está haciendo el trabajador, también lo hagan los funcionarios municipales”.

La concejal Evangelina Schmidt no dejó pasar por alto esas expresiones y arrebató: “Si tanto les molesta el sueldo que tienen los secretarios, subsecretarios, directores y el presidente municipal, si quieren modificarlos también modifiquemos el sueldo de los concejales entonces. Ya que se rasgan tanto las vestiduras por los sueldos que cobra la gente de más arriba, pensemos en el nuestro: trabajemos ad honorem, bajemos el 50% de neustros sueldos, a ver si todos quieren laburar  como hay que laburar. Porque parece que a las cosas las hacen mal allá (por el Ejecutivo) y acá (por el Concejo Deliberante) lo hacemos perfecto. No me parece justo. Nosotros mismos votamos cómo tiene que ser el porcentaje del sueldo, que va a atado a un porcentaje”. Asimismo, la edil reprochó que el concejal Fontana no haya tenido en cuenta los descuentos en los haberes del intendente, desmintiendo que ascienda a $100.000. “Hagamos mea culpa y pensemos qué es lo que hacemos cada uno por este gobierno y si estamos de acuerdo con lo que estamos cobrando”, concluyó.

En relación al servicio de agua, Schmidt acotó: “Estadísticamente no hay nada. Uno va averiguando y no sabe qué pasó en los 4 años de la anterior gestión en lo que es agua y cloacas. Y acá si se están haciendo las cosas y desgraciadamente me pasó de escuchar gente molesta por el corte, justificar que no pagan el agua, siendo que nosotros en esta ciudad pagamos por el servicio de agua $3 diarios”.

El debate finalizó con una nueva respuesta de Virginia Stricker, que defendiendo su planteo anterior, aclaró: “En la comisión de Presupuesto del año pasado, le planteamos a (Hernán) Jacob la posibilidad de modificar el criterio para los sueldos y dijo que eso venía desde hace años. Pedimos diferenciar el porcentaje de aumento y que nos afecte a todos. No decimos que no queremos ser parte. Cuando fue la famosa emergencia económica que al final después por error no se bajó y fue sólo un título, no nos quejamos y fuimos parte. No depende de nosotros esa baja. Si quieren presentamos un proyecto de ordenanza y que se apruebe”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Te puede interesar