Netflix confirmó a Claire Underwood al mando de la última de "House of Cards"

Espectaculos 05 de diciembre
Tras el escándalo sexual de Kevin Spacey y la negativa de la plataforma a seguir trabajando con el actor, el personaje de Robin Wright protagonizará la sexta temporada
cc051217j023f11_crop1512439593039.jpg_258117318

La principal plataforma de contenido en streaming Netflix anunció que llegó a un acuerdo para reanudar a comienzos de 2018 el rodaje de la sexta y última temporada de la serie "House of Cards" ya sin la presencia de su protagonista, Kevin Spacey, quien interpretaba al inescrupuloso político Frank Underwood.

Según anunció ayer Ted Sarandos, jefe de contenidos de la compañía, la sexta temporada estará compuesta por ocho episodios y tendrá como figura principal a Claire Underwood, el personaje interpretado por Robin Wright. Su personaje concluyó la quinta temporada ganando las elecciones y convirtiéndose en la primera presidenta de los Estados Unidos tras una pulseada por el poder con su propio marido.

"Estábamos realmente entusiasmados de llegar a un acuerdo para la conclusión de la serie", expuso Sarandos en una conferencia celebrada en la ciudad de Nueva York.

Cabe recordar que la producción de la serie se suspendió temporalmente en octubre tras las acusaciones de acoso sexual contra Kevin Spavey. Y el 3 de noviembre, Netflix anunció que rompía relaciones con el actor.

"Netflix no estará involucrada en ninguna producción más de House of Cards que incluya a Kevin Spacey. Seguiremos trabajando con MRC (la productora Media Rights Capital) durante esta interrupción para evaluar nuestro camino hacia adelante en lo relacionado a la serie", indicó entonces la compañía.

Spacey fue acusado por su ex compañero de profesión Anthony Rapp de un caso de acoso sexual en 1986, cuando la supuesta víctima tenía 14 años y el intérprete 26.

Tras esa denuncia, varios testimonios se sumaron a la acusación e incluso trabajadores y ex empleados de "House of Cards" señalaron que habían sufrido agresiones y acoso sexual por parte de Spacey durante la producción de la serie.

La denuncia de Rapp llevó al actor a admitir su homosexualidad y asegurar que no recordaba el episodio del que le acusaba, aunque dijo que si realmente tuvo lugar le debía "la más sincera disculpa".

"Honestamente, no recuerdo el encuentro, hubiera sido hace más de 30 años. Pero si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado", adujo Spacey en un comunicado publicado en su perfil de Twitter.

El Cronista

Te puede interesar