China ya "fabrica" sus propios Messi a un costo de u$s 90.000 por año cada uno

Interés General 06 de febrero de 2018
El principal equipo del país, el Guangzhou Evergrande, abrió una escuela en España con sus mejores promesas, porque consideran que es allí donde mejor se enseña el fútbol
cc060218w023f04_crop1517884539045.jpg_258117318
Los chinos quieren ser potencia mundial del fútbol para el año 2050

El presidente de China es un fanático del fútbol. Como ya es bien sabido, Xi Jinping quiere que en 2050 la selección de su país compita en los Mundiales al mismo nivel que las potencias tradicionales.

Entre las metas de Pekín está que en 2020 haya hasta 50 millones de ciudadanos que jueguen al fútbol y que el ping-pong y el bádminton dejen de ser los deportes-rey del gigante asiático.

Hasta la fecha, el mayor logro del combinado local fue clasificarse para el Mundial 2002, donde quedó en penúltimo lugar, y hoy ocupa el puesto 70 de la clasificación FIFA.

Así, las grandes empresas del país están invirtiendo en clubes europeos para obtener influencia y notoriedad, pero, sobre todo, están transfiriendo grandes sumas de dinero a los clubes de la Superliga china y sus inferiores para que crezca su nivel.

El paradigma de esa política es el Guangzhou Evergrande, donde jugó Darío Conca y equipo ganador de las últimas siete ligas nacionales. Sus dos accionistas mayoritarios son la mayor inmobiliaria del país, Evergrande Real Estate Group (57%), y la compañía más grande de comercio electrónico, Alibaba (37%). El presidente de la Evergrande Group, Hui Ka Yan, es además el hombre más rico de China con una fortuna acumulada de casi u$s 40 mil millones, según Forbes. También es miembro del consejo consultivo del Partido Comunista.

En 2012, el club creó la escuela de fútbol más grande del mundo, la Evergrande Football School, que actualmente educa deportiva y académicamente a más de 2500 chicos seleccionados en todo el país y tiene una sola filial en el extranjero, que se ubica en España, y que recibe a los mejores "proyectos".

Eligieron ese país europeo porque consideran que es donde se enseña y aplica la mejor metodología futbolística.

Hasta 65 chicos nacidos entre 2002 y 2004 entrenan para ser los "Messi" y "Cristianos" de la futura selección China.

Según relevan desde el diario El Confidencial, se invierten 70.000 euros (u$s 87.000) anuales por alumno durante tres años de formación con todos lo gastos pagados. Esa cifra incluye los costos derivados de mantener una plantilla de 28 profesionales a su servicio entre personal administrativo, traductores, profesores, un entrenador chino para cada formación y un equipo deportivo hispano-argentino compuesto por prestigiosos técnicos y ex futbolistas. Desde finales de 2017, la escuela se administra bajo el paraguas de la sociedad Star Leap Spain Education Consultants Company SL. El proyecto echó a andar a finales de 2014 y hasta hace un par de meses se había organizado con una empresa de servicios, pero ahora han prescindido de los intermediarios y Evergrande gestiona todo el proyecto de España. Para ello han contratado un equipo técnico de élite dirigido por el ex jugador del Atlético Madrid Roberto Fresnedoso.

El Cronista