Boca le ganó a Temperley y sigue líder de la Superliga: fue 1 a 0 con gol de Fabra y Tevez erró un penal

Futbol 12 de febrero de 2018
El conjunto de Guillermo Barros Schelotto superó al "Gasolero" y le sacó siete puntos al escolta, que pasó a ser Talleres
fabra_0

Con esfuerzo, pero cumplió con el objetivo: Boca superó 1-0 a Temperley con gol de Frank Fabra y volvió al triunfo luego del empate 1-0 ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. Así, sacó más ventaja en la cima de la Superliga: lo separan siete puntos de Talleres, el nuevo escolta (el Ciclón postergó su encuentro ante Independiente).

Boca se topó con un prolijo entramado planificado por Gastón Esmerado para Temperley. Sin espacios entre líneas, esperando en bloque en su campo y presionando cuando la pelota cruzaba la línea media, el Gasolero incomodó al líder de la Superliga.

Luego, saltando líneas y buscando la segunda jugada, con Ramiro Costa como faro, o a partir de pelotazos cruzados, intentó avanzar en el campo de juego, en la medida que Boca se lo permitió.

Porque la iniciativa la tuvo el conjunto de Guillermo Barros Schelotto, pero con pocas luces para quebrar la resistencia del Celeste. Carlos Tevez ofreció voluntad y movilidad (de taco, dibujó una asistencia genial en el gol que le anularon a Nández), sin embargo le faltó claridad en la primera etapa. Lo mismo a Cardona, en general impreciso. Así, la mejor arma del Xeneize fueron los desbordes de Pavón.

Un anticipo de Walter Bou y un remate del mencionado Costa, bien contenido por Agustín Rossi, resultaron las acciones más peligrosas de la etapa inicial.

Pero desde el inicio de la segunda parte se olfateó el gol de Boca. Porque Temperley retrocedió en su postura y el local empujó. A los 14′, encontró la ventaja con un centro-gol de Frank Fabra que sorprendió al arquero Ayala.

La diferencia generó que el Celeste debiera salir, que estirara su disposición táctica, que aparecieran los metros sin celadores para los dueños de casa. Y brotaron las chances de gol. Como la de Wanchope Ábila, en su debut oficial: el balón dio en el palo. O el penal del que dispuso Tevez, que se topó con la buena estirada del ex Boca Josué Ayala.

La oportunidad dilapidada por Tevez envalentonó a Temperley. Con voluntad, llenó de centros el área de Rossi. Y provocó un par de sofocones. Pero no le alcanzó: con más sudor del presupuestado, Boca continúa con su marcha firme hacia el título de la Superliga.

Infobae