Los arandaneros están molestos por una decisión del Renatre

Entre Rios El jueves
El Registro Nacional reclama aportes y contribuciones previas a su restablecimiento, ocurrido en 2016. Los productores consideran esa medida “un abuso y un atropello que daña seriamente” a toda la cadena.
f_1518698169

El Comité Argentino de Arándanos (ABC) solicitó a los Ministerios de Agroindustria y de Trabajo de la Nación la conformación de una mesa de trabajo en conjunto por el conflicto con el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), que reclama aportes y contribuciones previas a su restablecimiento, ocurrido en 2016. Además se pide por la suspensión de las fiscalizaciones que está llevando adelante el Registro hasta tanto no se resuelva la problemática.

“Consideramos esta situación como un abuso y un atropello que daña seriamente a los productores y a toda la cadena de la industria. Le pedimos a las autoridades gubernamentales que tomen cartas en el asunto, dado que se trata de una injusticia ya que se nos reclaman aportes que no estaban estipulados”, explicó Federico Bayá, presidente del ABC.

El Renatre realizó durante noviembre fiscalizaciones en las plantaciones de arándanos de la provincia de Entre Ríos para registrar y renovar la Libreta de Trabajo Rural (LTR), y constatar la regularidad de contribuciones fijadas en la Ley 25.191. Como resultado, está exigiendo el pago de deudas que superan el millón, y alcanzan hasta los dos millones de pesos en aportes correspondientes al período durante el cual funcionó el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), ente independiente bajo órbita de la cartera laboral, creado durante la gestión del gobierno kirchnerista para reemplazar el Renatre.

Desde el ABC se está argumentando que durante los años que funcionó el Renatea, los trabajadores de cosecha y empaque, de quienes se reclaman las sumas supuestamente adeudadas, no estaban incluidos en la Ley 26.727, regulación que ha cambiado por la recomposición del Renatre, pero que no regía anteriormente. “Estamos solicitando una mesa de trabajo que permita resolver en el marco del diálogo este conflicto, y la suspensión de las fiscalizaciones hasta tanto se aclare la situación”, finalizó Baya.

La postura del Renatre. Mientras, Beltrán Benedit, el delegado del Renatre en Entre Ríos, le dijo a EL DIARIO que sigue de cerca el problema derivado de las fiscalizaciones a los arandaneros. “Es una situación no deseada por nadie, pero es una realidad que muchos productores, ante la escasa presencia del organismo durante el período anterior, se distrajeron en el cumplimiento de sus obligaciones, lo que deriva ahora en importantes multas”, señaló.

Los reclamos del sector, en opinión de Benedit, “tienen en parte un argumento justo” y es por esta razón que el presidente del Renatre, Abel Guerrieri, recibirá a los directivos de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama), en la sede central del organismo el 28 de febrero, adelantó Benedit. “Allí seguramente se encontrará alguna forma de resolver la problemática”, se esperanzó.

El delegado en Entre Ríos, sin embargo, cuestionó a los dirigentes del ABC: “Son más impacientes, se adelantan y golpean otras puertas antes”.
“Si de algo no deben quedar dudas es que el ánimo del Renatre es que al productor le vaya bien, punto de partida para el bienestar y progreso de los empleados rurales” y “nuestro objetivo es lograr en todas las producciones agropecuarias el total cumplimiento de las normas vigentes”.

Para Benedit, estos reclamos que se suscitan ahora “son secuelas de una época oscura del campo y del organismo, dejada atrás, que iremos cerrando entre todos”.

Al campo y a la producción de arándanos “seguramente les empezará a ir mejor y no habrá ya razones para que todos los que integran la familia rural no lo estén”, confió Benedit, quien remarcó la decisión del Renatre “de registrar al total de los productores y sus empleados porque, como decía Martín Fierro, ‘no es para mal de nadie sino para bien de todos’”.Las tarifas eléctricas
El presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama), Alejandro Pannunzio, junto con los productores Gabriel Wasermann y Adolfo Storni, mantuvieron un encuentro de trabajo con el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, en el marco de la participación de la comitiva en la Fruit Logistic que se realizó recientemente Berlín, Alemania. Pannunzio, se informó desde Apama, ofreció al Gobernador un panorama actualizado de la situación del sector y en conjunto esbozaron algunas estrategias para mejorar las condiciones de producción de la zona. “Abordamos principalmente el tema de las tarifas eléctricas, porque nuestra situación es similar a la de la producción arrocera, es estacional y bien concentrada durante tres meses”, contó Pannunzio. También se hablaron temas vinculados a aspectos laborales, sanitarios e impositivos.

Entre los temas centrales, según se señaló desde la entidad que agrupa a los arandaneros entrerrianos, se destacó la importancia del apoyo crediticio para la instalación de estructuras de protección contra lluvias como son los macrotúneles y de acuerdos de libre comercio para facilitar el ingreso de los productos locales a otros mercados en igualdad de condiciones con el competidor principal. Como ejemplo de esta situación, Perú ingresa a China con arancel 0 % y el arándano argentino debe pagar 30 % de arancel.

Para Pannunzio, “fue una gran ocasión para trabajar juntos en cómo potenciar nuestra producción, aprovechando las enormes fortalezas de la región y manteniéndonos en el mundo como el productor de los arándanos de mejor sabor del hemisferio sur, teniendo en cuenta la sobresaliente e inigualable calidad de suelos y aguas de la zona de Concordia”.