Camionero Paranaense asesinado: Una familia destruida y un crimen sin esclarecer

Policiales 06 de septiembre
La viuda afronta la más difícil de las situaciones, con su hija y un embarazo en curso. "Él quería dejar de trabajar, y poner una carnicería", reveló un allegado. Cuestionó que a los responsables sólo les interese el dinero.
o_1504103233

"Iban siguiendo al camión, no fue al voleo", dijo la semana pasada el jefe de la policía de Misiones, Manuel Céspedes acerca del crimen del camionero, Sergio Witschi, quien fue asesinado el 25 de agosto en la ruta 14 a la altura de San José, en Misiones.

Precisó que tenían una moto secuestrada, un auto individualizado en una cámara de seguridad y un sospechoso de esa provincia que tuvo un vínculo con el frigorífico Alberdi, de Oro Verde. Pero el caso sigue sin esclarecerse.

En ese marco, desde el gremio también intentan avanzar en las tratativas para que los choferes no trasladen más dinero, pero lo doloroso es la familia destruida. En medio del dolor, se escucha el clamor de justicia. La viuda afronta la más difícil de las situaciones, con una niña de 11 años y un embarazo en curso.

"Él quería dejar de trabajar, y poner una carnicería. Por eso nos duele. Por su criatura de 11 años que toma la comunión. Y esa criatura que la madre está gestando, que a él lo ponía muy contento porque es un varón", manifestó Mario Gómez, allegado a la familia de Sergio Witschi,

"A ellos no les interesa la vida humana ni la familia. Sólo les importa la plata", remarcó el hombre en referencia a los propietarios del frigorífico. Y continuó: "Nadie mide el daño. Si uno no lo vive en carne propia ni noción tiene".


"Es todo mentira que van a controlar, porque están todos metidos", afirmó. Y mencionó que "en la tranza están jueces, abogados y policías de alto rango. Toda la plata que roban, se divide", denunció en declaraciones a Radio La Voz.

Asimismo, puso de relieve que "los grandes jefes del Frigorífico Alberdi, cuando llegaron a Misiones, solo preguntaron dónde está la plata. Pero si hubiera sido a la inversa, que a Chochi lo asaltaban, te puedo asegurar que lo metían preso, porque ellos solo querían recuperar la plata", destacó.

Finalmente, Lamentó que "esto va a seguir ocurriendo, porque todo es una cadena".

El hecho
Sergio Witschi fue asesinado en horas de la tarde del viernes 25 de agosto en Misiones. Se supo que en el camión de la empresa Frigorífico Alberdi SA de Oro Verde llevaban una suma que rondaba los 800.000 pesos, de los cuales la mitad (410.569) estaba en efectivo y la otra mitad (406.656) en cheques.

En el parabrisas del rodado, los detectives encontraron cuatro impactos de proyectiles, aunque solo uno de ellos logró traspasar el vidrio y dio en el cuerpo de la víctima.

La declaración en sede policial de Fernando Montórfano, acompañante de Witschi, resultó determinante al menos para reconstruir cómo fue el ataque.

El joven de 29 años contó que dormitaba cuando escuchó los disparos. "¡Agachate!", le gritó el conductor, tras lo cual se tomó el tórax, publicó El Once. "Me duele el pecho", fueron las últimas palabras del camionero, que pese a aquello logró conducir en pendiente descendente unos 500 metros.

Desesperado y con sus últimas fuerzas, frenó el camión en el carril contrario. Allí tomó el volante su acompañante, quien condujo poco más de quince kilómetros hasta el cruce de San José, donde alertó de lo sucedido a las autoridades.

El sobreviviente aseguró que, cuando despertó, solo vio a aquellos dos hombres parados sobre la banquina norte de la ruta nacional 14, en el kilómetro 808. No había vehículos ni nada similar.

Te puede interesar