Avanza la inversión de otra pastera en Uruguay: US$ 6.000 millones

Internacional 09/09/2017
Será la mayor apuesta privada en la Historia de ese país. Estará en el interior del territorio, al margen del Río Negro.
HJlf0rWk4l_930x525

"Lento pero viene. El futuro se acerca despacio, pero viene”. Con el mismo ritmo que plantea el famoso poema de Mario Benedetti avanza la tercera planta procesadora de pasta de celulosa que se instalará, vaya casualidad, cerca de la ciudad de Paso de los Toros, cuna del escritor, en el centro de Uruguay.

Será una de las más grandes del mundo, la de mayor envergadura de todas las pasteras de UPM y la mayor inversión privada en la historia de Uruguay. Pero aún no se ha anunciado oficialmente. Las partes han concretado varios encuentros y, en forma gradual, pareciera que van encaminando el proyecto. La imposibilidad de manejarse con certezas es debido a la muy escasa información a la que se puede acceder, ya que esta se está manejando de manera muy hermética.

Para la construcción y puesta en marcha de esta pastera se destinarían unos U$S 6.000 millones, cifra que superaría con creces el dinero que requirió la construcción de las dos que funcionan en Uruguay en la actualidad: la de UPM (ex Botnia) en Fray Bentos, que demandó U$S 1.200 millones; y los U$S 2.000 que se precisaron para la de Montes del Plata, cerca de la localidad de Conchillas, en el departamento de Colonia.

El año pasado se informó que la nueva planta produciría unas 2.600.000 toneladas anuales de pasta de celulosa, el doble de lo que produce la otra de UPM, la de la discordia de la pasada década, que en noviembre cumplirá diez años de funcionamiento. Y también se comunicó que incidiría en un aumento de entre 2 y 2.5 puntos del Producto Bruto Interno (PBI).

No se dieron precisiones de cuántos empleos directos generaría pero, según algunas estimaciones, basadas en los aproximadamente 550 trabajadores que suman las otras dos fábricas, se habla de que podrían llegar a ser unas 400 personas. Sí salió a la luz los puestos de trabajo indirectos con los que contaría: cerca de 8 mil. Ambas son cifras de peso si se tiene en cuenta que Paso de los Toros (donde nació la popular bebida tónica), el mayor polo urbano del área, cuenta con alrededor de 13 mil habitantes.

El emprendimiento se ubicaría sobre las costas del Río Negro, el más importante de los ríos interiores de Uruguay, que divide en dos al país. Aún no hay exactitud sobre qué margen se levantaría. Si es en la costa sur, pertenecería al departamento de Durazno. En la norte, a Tacuarembó. Lo concreto es que en un radio de 50 kilómetros de ese sitio, en un área mayormente ganadera y forestal, no hay ninguna otra industria importante. Las más grandes están cerca de la ciudad de Durazno, distante a unos 70 kilómetros o en las proximidades de la ciudad de Tacuarembó, que está a unos 180.

El enlentecimiento del anuncio oficial de concreción de la pastera, al que se hizo referencia al principio de esta nota, se debe, en parte, y según pudo saber Clarín, a un tire y afloje entre el Ejecutivo y la empresa por la exoneración de algunos impuestos que esta pretende.

A sabiendas de la pequeña escala de la economía uruguaya, estos grupos transnacionales, como UPM, suelen empoderarse y, en muchas ocasiones, logran sacar ventajas muy provechosas en las negociaciones con el gobierno.

Hay una parte de la sociedad que mira a estos proyectos con buenos ojos, al ser dinamizadores en el campo laboral, más en zonas como la aludida, donde no abunda. Otros, en cambio, lo cuestionan justamente por esas prebendas que se les otorga y porque no están muy de acuerdo con el modelo de gobierno basado en impulsar, casi en exclusiva, la inversión extranjera. Asimismo, hay quienes visualizan que la sobreabundancia de este tipo de proyectos no va en sintonía con el eslogan Uruguay natural, con el que se vende la imagen del país al mundo.

La planta de UPM que funciona desde hace 10 años en las afueras de Fray Bentos, genera para su proceso productivo su propia energía a través de biomasa. Pero produce más de lo que consume. El excedente de 20MW, el equivalente al consumo en Uruguay de 150 mil hogares, se volcará a a la red de UTE, que es la compañía estatal de energía eléctrica.

Te puede interesar