El Presidente convocó a las 24 provincias para acordar el presupuesto

Nacionales 20 de agosto de 2018
La reunión será el jueves. Mauricio Macri quiere dar una señal a los mercados y al FMI. Los gobernadores, que deben ajustarse en $100.000 millones, enviarán sus propuestas de cómo llevar adelante el recorte.
Macri-y-Gobernadores-copia

“Hablé un rato con él. Y lo único que le importa es el déficit. No te habla de otra cosa”. Recién vuelto del viaje a Paraguay que había compartido con Mauricio Macri, por la asunción del nuevo presidente vecino, un gobernador peronista resumía días atrás a Clarín la breve charla que había mantenido con el mandatario argentino. El dirigente opositor cerraba su relato con una queja que empezaba a extenderse en sus colegas del Interior: el enojo por la decisión unilateral, vía DNU, de eliminar el Fondo Federal Solidario (conocido como Fondo de la Soja) y adelantar el ajuste para lo que resta del año. En parte para congeniar esas dos preocupaciones, el Gobierno decidió convocar para este jueves a las 24 provincias y hacer el primer encuentro masivo de discusión del Presupuesto 2019. Será con los ministros de Economía locales.

Hasta el momento, la estrategia de Nación había sido discutir los recortes de modo bilateral, distrito por distrito. Separados o juntos, los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, e Interior, Rogelio Frigerio, fueron reuniéndose con la mayoría de los gobernadores o sus enviados. El trazo grueso está más o menos claro: del recorte de 300.000 millones de pesos que se requiere el año próximo para cumplir con el déficit de 1,3% acordado con el FMI, 200.000 millones los asumirá Nación y 100.000 millones, las provincias. En ese escenario, la decisión de adelantar el recorte del Fondo de la Soja cayó mal y generó no sólo quejas públicas, sino la determinación de algunas provincias -como Tucumán- de acudir a la Justicia para revertir el decreto. El mismo jueves que los ministros irán a la Rosada a debatir los números, fiscales de Estado provinciales se reunirán para unificar una eventual presentación.

El objetivo de Macri no esconde misterios. En medio de la incertidumbre y los números negativos de la economía, intenta dar una señal clara a los mercados de que cumplirá con el acuerdo con el Fondo, que garantiza un financiamiento de más de 50.000 millones de dólares. Con el crédito en el exterior cortado para los países emergentes como la Argentina, el Presidente se quedó sin Plan B y todo parece reducirse a la ayuda del FMI y el rezo -otro- a una buena cosecha que garantice el ingreso de dólares. (Fuente: Clarín)

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo