Para qué equipo harán fuerza los peruanos y cuántos hinchas acompañarán a River en la final de la Libertadores

Copa Libertadores 22 de noviembre de 2019
El estadio Monumental de Lima estará repleto el sábado cuando el actual campeón de América enfrente al Flamengo
ITW7JMTTC5GKLFCONPWIKUDNFM

Christian Espinoza del Solar nació en Lima hace 42 años pero vive en Miami desde 1993, de manera que se siente “casi un extranjero” en su país, según confiesa. Ahora camina por la avenida Javier Prado, cerquita del Monumental de la capital peruana, cantando “señores, yo soy del gallinero, a River lo sigo adonde va”. Regresó a su país después de dos años para ver a su querido River en la final del sábado ante Flamengo. “River es una enfermedad. ¿Una final de la Libertadores y en mi país? No podía faltar”, afirma Christian, también simpatizante de Universitario de Deportes de Lima. Con un acento que deja traslucir que su vida hoy está más cerca de Miami Beach que del coqueto barrio de Miraflores de esta ciudad, Christian dice ser consciente de que “lamentablemente serán más los peruanos que irán por Flamengo” en la primera Final Unica de la Libertadores.
A contrapelo de la creencia de que el parecido de las camisetas con la de Perú transforman a River en el preferido de los peruanos, aquí habrá más apoyo autóctono para Flamengo.
“Por una cuestión cultural, el peruano siempre estuvo más cerca del fútbol brasileño que del argentino. Claro que habrá peruanos que alentarán por River, pero serán muchos más los que estarán con Flamengo. El peruano además es más afín a Boca que a River, quizás por los pasos de Nolberto Solano y José Pereda con la camiseta azul y oro”, afirma a Infobae el periodista peruano Pierre Manrique, quien vivió 20 años en Buenos Aires y en 2016 regresó a su país. Hoy conduce Las voces del fútbol, un exitoso programa radial de Lima.
 
Mario Pinedo, periodista peruano de la FM Fiesta, tiene una mirada similar a la de Manrique: “Históricamente el peruano admiró al brasileño, por los mundiales ganados y por Pelé. En Perú, el fútbol se identifica con el ‘jogo bonito’ por su técnica y alegría. Y porque en el Mundial de México 70 la selección peruana estuvo muy cerca de jugar así. De ahí en más se tomó partido por Brasil en cada clásico con Argentina y a nivel de clubes no será distinta la elección. Lima estará mayoritariamente con Flamengo”.
 
Lo más probable, entonces, es que el público de River se vea superado en cantidad en la final del sábado, que se jugará a las 15 hora local, las 17 de Argentina. Ahora bien, ¿cuántos hinchas acompañarán al conjunto dirigido por Marcelo Gallardo en la definición número 60 del máximo certamen continental de clubes? Desde la organización calculan que habrá “entre 18 y 20 mil hinchas de River”. Lo mismo afirmó Gabriel Marcilli, el dirigente de River a cargo de la seguridad del plantel, a radio La Red: “A nuestro equipo lo acompañarán unas 18.000 ó 20.000 personas”.
 
El grueso de los simpatizantes millonarios ocupará la cabecera Norte, donde hay disponibles 12.500 lugares. Y el resto se ubicará en las dos plateas laterales, mezclados con hinchas de Flamengo y con neutrales porque aquí también serán muchos los que irán a la cancha para ver el mejor encuentro que puede ofrecer hoy el fútbol sudamericano de clubes.
El número será inferior al que, por caso, acompañó a River en la final del Mundial de Clubes 2015 en Japón ante el Barcelona: aquella vez fueron 25.000 a Tokio y generaron palabras de admiración y de reconocimiento por parte de dirigentes y futbolistas del club español, asombrados por semejante apoyo en un lugar tan lejano a Argentina.
¿Por qué esta vez serán menos? Lo intenta explicar Juan Manuel Agostinelli, un hincha que viajó desde Alberti, provincia de Buenos Aires: “El cambio de sede, de Santiago de Chile a Lima, le jugó en contra a muchísima gente por el tema de los costos. Venir acá cuesta más de 120.000 pesos por dos días y a Chile podías ir hasta en auto. La economía del país no ayuda y las empresas aéreas se aprovecharon de la situación: los pasajes que valían 27.000 pesos para Lima, pasaron a costar 100.000 cuando se confirmó el cambio de sede”.
Suena razonable, claro. De cualquier modo, River no estará solo el sábado aquí: alrededor de 20.000 hinchas tratarán de empujarlo hacia la quinta Libertadores de la historia. Y más de 1.500 llegarán en micros luego de viajar tres días y medio, una locura que solo el fútbol es capaz de propiciar.

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo