Censo 2020: tras la polémica por la confidencialidad de los datos, el Indec suspendió los cambios en las encuestas

Nacionales 03 de diciembre de 2019
El organismo de estadísticas nacionales comenzó a registrar la identidad de las personas encuestadas, pero algunos expertos consideraron que de esta manera se pierde el carácter de anonimato del proceso
VCA2ZEFXYFAFRILQ24ZDLML3AM

Luego de la polémica que se generó en torno a las nuevas preguntas que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) anunció que iba a implementar en sus cuestionarios a partir del año que viene, el organismo decidió suspender los cambios y esperar a que la medida sea analizada durante el próximo Gobierno.
Puntualmente, la iniciativa del INDEC consistía, entre otras cosas, en solicitarles a las personas encuestadas su número de documento y el lugar en el que trabajan, una metodología que ya venía aplicándose a lo largo de un periodo de prueba, pero que fue cuestionada por algunos expertos.
Si bien es normal que a través del tiempo se introduzcan modificaciones para actualizar los cuestionarios y adaptarlos al contexto social del momento, algunos analistas consideraron que pedir el DNI y el domicilio laboral durante el cuestionario vulneraba el carácter de anonimato del proceso, ya que la respuesta iba a estar identificada a alguien en particular.
 
Ante las críticas, el organismo decidió dar marcha atrás con los ensayos que estaban realizando de cara al próximo censo nacional, previsto para octubre del próximo año, ya que el mismo se realiza cada década y el último se hizo en 2010.
 
 “El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informa la suspensión de pruebas precensales con inclusión de nuevas preguntas en los cuestionarios, tales como documento de identidad y domicilio laboral, hasta tanto sean evaluadas por las próximas autoridades y el comité censal que deberá ser convocado para la realización del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas de la Ronda 2020”.
 
En una entrevista a Infobae,  la directora nacional de la organización de los censos de población, Gladys Massé explicó que los trabajos para actualizar los datos sobre la población “son acontecimientos muy importantes", ya que “dan un pantallazo de lo que es el país”.

Relacionada:

censo nacionalPolémica por el Censo 2020: especialistas acusan al Indec de eliminar la confidencialidad de los datos

“Por eso, cada censo refleja el contexto social y socioeconómico del momento y cada relevamiento incluye temas nuevos, o metodologías diferentes de acuerdo a las demandas y requerimientos del contexto histórico. El censo 2001 incluyó por primera vez la pregunta de autorreconocimiento indígena y de personas con discapacidad. El 2010 incluyó la pregunta de autorreconocimiento de población afrodescendiente. Lo propio del 2020 es la variable identidad y género, que responde al contexto de nuestra sociedad”, señaló.
En este sentido, la funcionaria aseguró que la identidad del encuestado “no es un dato para difundir”, sino que se pide para “ver si es posible trabajar en forma integrada con otras fuentes de datos, encuestas, registros administrativos, para ver si en el futuro se puede simplificar la metodología”.
“En nuestro país existe una no confianza en los organismos del Estado. Por eso tal vez no sea el momento de incluir una pregunta de este tipo, sino en treinta años. En las pruebas que realizamos en la ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata, Bariloche y Humahuaca no hubo problemas en la población con la pregunta sobre el DNI, lo brinda sin problemas. Sí hemos recibido presentaciones que alertan sobre el impacto que pueda tener una omisión sobre población migrante, por ejemplo”, precisó Massé.

Infobae

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo