Tecnovo-final-web-liviano

Sorpresas en el resumen de la tarjeta: el costo de refinanciar fue superior al anunciado

Economía 20 de agosto de 2020
Si bien la tasa anunciada fue del 43%, el costo financiero total (CFT) cuando se agregan los gastos de administración, oscila entre el 60% y el 70% según el banco. El BCRA en su comunicación inicial dijo que se pagarían $147 por cada $1000. Y eso no sucedió.
el-bancometro

El plan de ayudas para refinanciar deudas de tarjetas de crédito que lanzó el Banco Central en abril, al inicio de la pandemia, comenzó a arrojar sorpresas a muchos usuarios. Si bien la información oficial en ese momento indicaba que los honorarios serían de $147 por cada $1.000 con una tasa del 43%, los resúmenes comenzaron a llegar con montos que superan con creces ese monto debido a la aplicación de impuestos y otros costos.

El BCRA ordenó en abril que Los saldos impagos de tarjetas de crédito que vencieron entre el 13 y el 30 de ese mes fueron refinanciados automáticamente en 9 cuotas iguales y con un período de gracia de 3 meses. “Pudiendo sólo devengar intereses compensatorios, y ningún otro recargo”. Mayo, junio y julio fueron los meses sin pagos. En agosto llegó el momento de pagar la primera de las 9 cuotas y para muchos la ayuda no fue tal.

Como se explica en el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), hay casos en los que una deuda refinanciada de $40.000 debe pagarse $4.500 de cuota y $2.800 de intereses, incluido el IVA sobre intereses. Otro caso de una deuda de $82.000 generó una tarifa de $9.100 e intereses por $5.800, lo que deja un total de $14.900 en el resumen.

“Si bien la tasa anunciada fue del 43%, el costo financiero total (CFT) cuando se agregan los gastos de administración, oscila entre el 60% y el 70% según el banco. El BCRA en su comunicación inicial dijo que se pagaron $147 por cada $1.000. Y eso no sucedió. Si este fuera el caso, con una tarifa de $10.000, sólo se pagarían $1.470. Para la gente, lo que les llegó fue una sorpresa, porque están atrapados en medio de una cuarentena que continúa con ingresos no recuperados ”, explicó. Victoria Giarrizzo, director de CERX.

La financiación se aplicó de forma automática y sin necesidad de solicitarla. Aquellos que no pagaron todo el resumen de abril recibieron el plan de refinanciamiento y pasaron 3 meses sin pagos. Ahora, en agosto, deben empezar a pagar. Con una adición: la tarifa está totalmente integrada en el pago mínimo.

Desde el Banco Central, explicaron que “el plan de cuotas permitió un alivio en un contexto de caída generalizada de ingresos por la cuarentena sanitaria. Los intereses de los 3 meses de gracia (mes a mes) deben calcularse y dividirse en 9, y luego sumarse a cada una de las 9 cuotas en las que se debe pagar el saldo refinanciado automáticamente”.

Respecto a la promesa de que sólo se pagarían $ 147 de cuota por cada $ 1.000 refinanciados, el BCRA explicó que este monto anunciado “no incluía el IVA”.

El Banco Central tiene disposiciones que obligan a las entidades financieras a reportar el CFT y no solo la tasa de interés cada vez que anuncian un préstamo, precisamente para que el consumidor reciba información completa sobre el costo del financiamiento, incluidos impuestos y otros rubros. También se sabe que el prestatario suele considerar más el monto de la cuota que el nivel de la tasa.

Sin embargo, la tasa del 43% era baja en ese momento, cuando el costo del refinanciamiento era mucho mayor.

Para cuantificar el alcance de la herramienta de financiación, Giarrizzo asegura que fue utilizada por 2,5 millones de titulares de tarjetas de crédito. “El problema también era que en ese momento la gente seguía usando tarjetas porque el dinero no les alcanzaba. En julio, por ejemplo, la deuda de tarjetas subió un 7% solo en capital, sin intereses”, dijo el director del CERX.

Opciones del usuario

¿Qué pueden hacer aquellos que no quieren hacer frente a estas altas tarifas, por encima de $ 147 por cada $ 1,000 de deuda prometida? En primer lugar, quienes quieran cancelar anticipadamente la deuda, o parte de ella, podrán hacerlo sin costo alguno. Será una opción para quienes tengan algún ahorro y quieran evitar una financiación inconveniente.

La Comunicación A-6964 del Banco Central, que reglamentó este mecanismo, establece que “los saldos refinanciados podrán ser pagados anticipadamente, total o parcialmente, en cualquier momento y sin costo -salvo los intereses compensatorios devengados hasta el prepago- cuando el cliente así lo requiera“.

Por otro lado, ante la evidencia de esta situación y que la emergencia de cuarentena tardó más de lo esperado, muchos bancos han comenzado a ofrecer financiamiento para hacer frente a estas deudas. En algunos casos, mediante una nueva financiación con la tarjeta; en otros, afrontar la deuda con un préstamo personal, para dejar vacío el saldo de la tarjeta y así poder seguir consumiendo.

“En el momento de la refinanciación, nadie esperaba tantos meses de cuarentena y el vencimiento del período de gracia de 3 meses se llevó a familias con fuertes deudas y bajos ingresos. Hoy las familias no están preparadas para esa deuda refinanciada“, concluyó Giarrizzo.

wasap final

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Más noticias en Estación Plus Crespo: