Tecnovo-final-web-liviano

La soja recuperaría su lugar en lo más alto del podio

Plus Agropecuario 14 de septiembre de 2020
Las primeras proyecciones para la campaña 2020/21 prevén 98 mill/tn para el maíz y la soja, lo que representa una caída de 4 mill/tn respecto de la campaña recién finalizada. Según las previsiones de la BCR, la mayor pérdida la tendrá el maíz mientras que la oleaginosa recuperará la punta de la carrera.
1-kg-semillas-de-soya-o-soja-glycine-max-sin-tratamiento-D_NQ_NP_22586-MLM20231933488_012015-F-696x5

En base a las recientes proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la producción conjunta de maíz y soja de Argentina alcanzará las 98 millones de toneladas durante la próxima campaña gruesa, con una merma de alrededor de 4% respecto al ciclo re4cién finalizado, cuando se ubicó en 102,2 millones de toneladas, 

Según la BCR, la producción de maíz se ubicará en torno a 48 millones de toneladas, 3,5 millones de toneladas menos que en la campaña 2019/20, mientras que la soja alcanzaría las 50 millones de toneladas, con una merma de 700.000 toneladas frente al período previo.

Si bien el maíz mostrará una caída intercampaña de 7% si se concretan los guarismos, se llegó a esta proyección de producción tras aumentar la estimación de siembra del cereal, que pasó de 6,75 millones de hectáreas la semana pasada a 7 millones de hectáreas en el informe publicado esta semana por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Las lluvias marcarán el camino del maíz
La suma de 250.000 hectáreas más se debió, por una parte, a las importantes lluvias que se registraron recientemente en la franja central del área agrícola, que cursaba una marcada sequía, y por la otra a la suba de los valores internacionales del grano.

La BCR advirtió que “la siembra maicera arranca con peores indicadores” que el año pasado en lo que respecta a las reservas de agua, por lo que, si no llueve durante el mes, los productores se inclinarán por las siembras tardías.

Trigo: 18 millones/tn
Respecto al trigo, la BCR estimó su producción en 18 millones de toneladas, cuando a principio de la campaña las proyecciones ubicaban la cosecha entre 21 y 22 millones de toneladas.

La falta de lluvias y las heladas recurrentes afectaron el desarrollo del cultivo, aunque las últimas lluvias podrían impulsar su productividad.

No obstante, las lluvias no se hicieron presente en el norte y el oeste del país, por lo que los cultivos implantados en Chaco y gran parte de Córdoba siguen afectados por un marcado déficit hídrico.

Fuente: NAP – Gabriel Quaizel

wasap final

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Más noticias en Estación Plus Crespo: