El crespense revelación y capitán de Reserva en Patronato

Futbol 21 de abril de 2021
Pablo Hofstetter, mediocampista de 19 años, comenzó a dar que hablar en el Mundo Patronato en solo un puñado de partidos en la tercera categoría, portando la cinta de capitán y con un claro objetivo por delante: “Afianzarme y dar el salto a Primera”, confesó el Ruso, que a veces, después de entrenar en La Capillita, volvía a dedo a Crespo.
Pablo Hofstetter

Pospandemia, el fútbol argentino cambió. Por necesidades económicas y financieras de los clubes se les abrieron posibilidades a varios juveniles en varias instituciones deportivas, que hasta en la actualidad, continúan apostando a ellos, más allá de los resultados.

Patronato no quedó ajeno a esta situación, sino que con Gustavo Álvarez, varios fueron los pibes de la cantera Santa que tuvieron su lugar y competencia en el primer equipo. En los últimos meses, por estas cuestiones, se decidió que vuelva a competir la categoría Reserva, que también necesitó de más jugadores jóvenes de las diferentes categorías de AFA, que dan que hablar en la actualidad del plantel que dirige técnicamente Gabriel Graciani.

Uno de ellos es el joven crespense Pablo Hofstetter, mediocampista central, de 19 años, que comenzó este torneo a formar sus primeras armas en la divisional, aunque no le costó demasiado, ya que en solo un puñado de partidos se aseguró la titularidad y el fin de semana pasado portó la cinta de capitán por primera vez.

370462_28_foto_1

Pero más allá de ese dato, Pablito, como se lo conoce en la interna de las formativas, comenzó a llamar la atención por su juego y características, que se asemejan al histórico ADN de la institución y da que hablar.

“Estoy contento por el momento, me siento bien y siempre uno trata de buscar estar en Reserva y lograr continuidad. Ahora la idea es seguir aprovechando y aprendiendo”, le confesó el nacido en la capital de avicultura.

Revelación

Ingresó desde el banco, no desentonó. Al partido siguiente le dieron la camiseta N°5 y rindió con creces. Al otro, por personalidad y carácter, lució la cinta de capitán en menos de un mes de competencia.

“Me tocó usar la cinta y lo asumo con responsabilidad. Soy el mismo con la cinta de capitán o sin ella, trato de entrenar siempre igual y apoyar siempre desde donde toque”, expresó y admitió: “No pienso en si soy revelación o no, disfruto el momento y lo que me gusta hacer”.

Y para llegar a este presente tuvo un largo recorrido: “En 2015 llegue a Patronato, por medio de Abel Almada y Oscar Regenhardt. En junio de 2014 había empezado a jugar torneos en Patronato y a principios del año del ascenso me ficharon y arranqué a jugar en AFA con este club”. 

Con ello, también, comenzaron varias horas fuera de su hogar: “Desde que arranqué que viajo todos los días a Paraná para entrenar. No lo tomo como un sacrificio, porque es lo que me gusta y disfruto el ir a entrenar. Antes se me hacía agotador porque tenía que ir en cole y volver a dedo y eso era cansador, pero ir a entrenar siempre fue lo que me gustó y lo voy a seguir haciendo”, aseguró el joven.

Los miedos del aislamiento

Pablo habló de la cuarentena y el entrenar solo en Crespo por el aislamiento social, preventivo y obligatorio: “Con la pandemia se me cruzaron un montón de cosas por la cabeza, fue un año atípico, sin jugar, que para mí fue una locura. El miedo de no volver a jugar estaba, más nosotros que estamos en una etapa clave, donde seguís o empezás hacer otra cosa”. 

Y al miedo de la incertidumbre se le sumaron algunas dificultades: “Mi cuarentena fue difícil, porque al no tener un patio grande, tenía que hacer todo en espacios chicos”, contó y confesó: “Por suerte en Crespo había más libertades que en las ciudades grandes y se pudo salir a correr cuando en otros lados no era posible. Cuando se empezaron a liberar mucho más las restricciones, se hizo más fácil, pero el principio fue duro”.

Disciplina fue una de las expresiones que más utilizó “el Ruso”, como también lo apodan los diferentes profesores y entrenadores, que además de soñar con el fútbol, se encuentra estudiando una carrera terciaria: “Estoy en el tercer año del Profesorado de Educación Física”. 

De ello, también nace la disciplina, algo que se la inculcó un fiel compañero: su abuelo, quien lo acompañó en cuanta mañana o tarde de entrenamiento tuviese Pablo: “Mi familia es mi pilar, está conformada por mi mamá y mis dos abuelos. Mi abuelo fue y es el pilar más importante, porque siempre me empujó, me acompañó y me recalcó lo de la disciplina, el llegar temprano a entrenar y cosas que me marcaron mucho hasta en la actualidad y más allá del fútbol”.

Pero le inculcaron muchos valores más, que para el fútbol, son importantes: “Me defino como una persona humilde y tranquila, con mucha disciplina y un día a día activo, porque entreno por la mañana, llegó a mi casa, almuerzo y a las tres entro a la facultad hasta las 20; después voy al gimnasio”.

Sus metas

Como todo juvenil y joven futbolista, anhela jugar en Primera División, aunque Pablito va despacio y habló de las metas a corto plazo que tiene en mente: “Afianzarme en Reserva y seguir sumando minutos, para después pegar el salto a Primera y lograr sostenerme ahí”.

Y donde busca llegar es donde están los futbolistas a quienes mira para aprender e identificarse: “Los que más me gustan son Enzo Pérez y Santiago Ascacibar. Me identifico con Santiago, pero más allá del modelo de Pérez, me identifico mucho con Sebastián Prediger, en el sentido de la ubicación, el estar bien parado y trato de copiarle esas cosas, que en mi puesto son claves”, cerró el crespense.

Una docena con pasado en Patrón

Son 12 los nacidos en Crespo que vistieron la camiseta de Patronato, ya sea en el Nacional de 1978 o en el pre-profesionalismo. Pablo Hofstetter quiere sumarse, como otros tanto, a la historia que vincula a los crespenses con Patrón, de las cuales ya fueron parte Jorge ‘Poroto’ Pfeiffer, Gustavo y Hernán Heinze, Carlos González (hoy asistente de Gustavo Alfaro), Julio y Miguel Schmidt, Humberto ‘Beto’ Gutiérrez, Ariel Robles, Jorge Laicker, Juan Schaab, Matías Zapata y Alexis Zárate.

Junto con Pablo Hofstetter e Iván Cháves (arquero de Reserva), en Patronato hay otro importante número de futbolistas de la capital de la avicultura: Tadeo Torres, Joaquín Rodríguez, Álvaro Schrooh, Sebastián Miño y Maximiliano Rivas; que como el guardametas y Pablito, buscan llegar a cumplir su sueño en el elenco entrerriano.

Gabriel Obelar - Mirador Entre Ríos

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: