Rechazan posible instalación de una central nuclear en Río Negro

Nacionales 15 de enero de 2018
Tras el reclamo de Mauricio Macri para que se instale una central nuclear en la localidad de Sierra Grande, la senadora Magdalena Odarda (Coalición Cívica-Río Negro) reiteró su rechazo. “Es una intromisión de la Nación a la autonomía provincial”, opinó.
Central-nuclear-alemana-de-Gafenrheinfeld.

En un documento al que accedió AIM Digital, Odarda afirmó que el pedido del presidente “se trata de una intromisión de la nación a la autonomía provincial, y un desconocimiento de la ley vigente en Rio Negro, que prohíbe esas instalaciones en el territorio provincial”.

“El presidente parece desconocer el fuerte rechazo popular que tiene el proyecto de la central nuclear”, sostuvo la legisladora, en referencia a la reciente consulta popular convocada por el municipio de Sierra Grande, en el que el 75 por ciento de la población optó por abstenerse a votar. “De concretarse pondría en riesgo la biodiversidad costera y el creciente potencial turístico que tiene el Golfo de San Matías”, continuó.

A su vez, recordó la existencia de un gran número de áreas marinas protegidas creadas para la conservación de la fauna y las cualidades únicas del paisaje en toda la costa atlántica rionegrina, y que tanto el municipio de Sierra Grande como el de Viedma y San Antonio Oeste son municipios declarados no nucleares.

“Nos sentimos discriminados como rionegrinos ante la Nación que no escucha a la sociedad, no queremos energía nuclear. Queremos apostar a la energía eólica, y no están poniendo esfuerzo en ello”, remarcó la senadora.

De qué se trata la Central

Se trata de un área a definir en un frente costero de 234 kilómetros, entre Sierra Grande y el balneario El Cóndor.

El subsecretario de Energía Nuclear de Nación, Julián Gadano, precisó que “será en la costa marítima” y aclaró que los siete posibles lugares se encuentran al norte de Sierra Grande.

Gadano dijo que aún faltan definiciones técnicas para definir el sitio, cuya construcción se iniciaría en el 2020, con un plazo de ejecución de casi 7 años.

Pese el hermetismo impuesto, Gadano sorprendió al precisar que “será en la costa atlántica” y agregó que el gobierno de Río Negro no se opuso cuando ación adelantó su proyecto.

El funcionario admitió que “hay mucha gente que no le gusta, tiene miedo y la única manera de enfrentarlo es con información y transparencia”.

El funcionario abrigó la esperanza de que para 2025-2030 “crezca mucho el peso de las energías limpias, entre las que se encuentra la energía nuclear” y “aspiramos a que del 20% de la matriz diversificada, un 10% sea de energía nuclear”.

En cuanto al impacto social-económico en Río Negro, considerando que muchas personas decidan emigrar –como ocurrió con el frustrado traslado de la Capital Federal a Viedma–, Gadano reiteró su postura de “ser cautelosos y evitar apresurarse” porque “no se dará en un mes y hay que ir viendo cómo se desarrollará.

Luego negó que se fuera a convocar a una consulta popular por el emplazamiento, dado de que existen “mecanismos participativos como las audiencias públicas “en tanto que “el miedo” se remplaza con información, ya que nunca se tomará una decisión que “vaya en contra de la gente”.

“La construcción de esta central significa la inversión pública y privada más importante de la historia de la provincia”, afirmó.

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Más noticias en Estación Plus Crespo: