Advierten por el impacto que tiene en la provincia la restricción de Uruguay a la compra de alimentos argentinos

Entre Rios 06 de septiembre de 2018
Uruguay solo deja pasar la frontera a sus ciudadanos con hasta cinco kilos de comestibles argentinos, lo cual claramente afecta a los comerciantes de las ciudades fronterizas argentina: Colón, Paysandú y Concordia
apfdigital_312389_tapa_592018_195340

La diputada peronista Miriam Lambert (Colón) presentó un proyecto de declaración por el que manifiesta su repudio a la decisión de la Dirección Nacional de Aduanas de la República Oriental del Uruguay de restringir el ingreso de más de cinco kilos de alimentos sólidos por persona en los tres pasos de fronteras sobre el Río Uruguay”.

La iniciativa, a la que tuvo acceso esta Agencia, “exhorta al Presidente de la Nación Argentina y por su intermedio al Ministro de Relaciones Exteriores y Culto que efectúe el reclamo diplomático por las medidas tomadas por la República Oriental del Uruguay”.

En los fundamentos, la legisladora afirma que la restricción del ingreso de mercadería desde la orilla argentina (no se puede pasar más de cinco kilos de alimentos sólidos por persona) “conspira contra el Tratado de Asunción y los demás convenios análogos suscritos entre los Estados parte y contra el Mercado Común, espacio compartido por donde los bienes, servicios, capitales, insumos, mano de obra, tecnología y personas circulan exonerados de tasas fiscales o cualquier traba similar de índole aduanera o portuaria”.

La medida adoptada por la República Oriental del Uruguay “colisiona con el proceso de integración en la región que debe avanzar entre los países”, agregó.

Lamberto recordó en este sentido que hace apenas un mes el gobernador Gustavo Bordet en la ciudad de Colón cerro el 10º Encuentro de Integración Colón-Paysandú en el que se diagramaron mesas de trabajo donde participaron funcionarios de los gobiernos municipales de Colón y Paysandú, junto a representantes de fuerzas de seguridad, ediles y representantes de instituciones. “Todos estos esfuerzos son en vano ante medidas inconsultas, reaccionarias y contrarias a los principios rectores establecidos en el tratado del Mercado Común del Sur (Mercosur) que generan serios perjuicios económicos a nuestros comerciantes”.

“El provecho debe ser bilateral, o multilateral, no acaparado por ninguno de los protagonistas, razón por la que deviene lógico que el país consocio, en tributo de adhesión a la integración y velando por los intereses de sus propios conciudadanos, no varíe su posición de acuerdo a su exclusivo beneficio”, consideró.

Y amplió: “Nuestro país, al respecto, viene manteniendo incólume su política aduanera comercial terrestre sin depender de los vaivenes económicos en lo que se refiere al comercio minorista en zona de frontera terrestre como la nuestra”.

“Es por eso que ante el riesgo del avance de medidas restrictivas que ataquen el comercio local, intereso a los miembros de la Cámara, sumándome al reclamo de concejales de mi ciudad, a efectos de que se exhorte la revisión de dicha decisión por parte de las autoridades uruguayas”, sostuvo.

Finalmente agregó que lamenta las políticas económicas que viene aplicando el Gobierno argentino que “hacen agonizar la actividad económica, la seguridad social y los derechos básicos de los argentinos”.

“Por eso, también a ellos debemos exhortar a que defiendan los intereses de las ciudades fronterizas con la ROU, que atraviesan una crisis profunda, y que veían como una alternativa de mejora en nuestra microeconomía el posible aumento de ventas minoristas fronterizo”, añadió.

APF