Macri acordó con los gobernadores los puntos sobre el Presupuesto 2019

Nacionales 12 de septiembre de 2018
En Casa Rosada hubo gestos de colaboración, aunque será el Congreso que defina la letra chica del ajuste fiscal en la nación y las provincias.
0024463333

El presidente Mauricio Macri recibió a la mayoría de los gobernadores de la Argentina en la Casa Rosada para avanzar en la negociación sobre el Presupuesto 2019.

La intención del Gobierno fue limar asperezas con los gobernadores, avanzar en la negociación del acuerdo y lograr una foto conjunta que se convierta en un símbolo de respaldo. Entienden que será una señal de tranquilidad para los mercados e inversores extranjeros.
Sin embargo, en el Ejecutivo están convencidos de que los detalles técnicos del proyecto serán debatidos en el Congreso a partir de este viernes cuando el presupuesto ingrese y sea estudiado por los legisladores.
 

A la salida de la reunión con los gobernadores, Rogelio Frigerio aseguró que "hay un consenso total para que el presupuesto 2019 sea equilibrado", aunque resaltó que todavía faltaban tratar los detalles de cómo se alcanzará ese objetivo. Además, resaltó el acompañamiento de un sector de la oposición para poder sacar la ley más importante.

El ministro contó que hablaron con los gobernadores "de la necesidad de reducir el déficit para el próximo año" y de "combinar el esfuerzo del Estado con el esfuerzo de los sectores que pueden colaborar con mayor recaudación".
La meta que plantea el Gobierno es de un déficit fiscal menor del 1,3% que prevé un recorte de más de 300.000 millones. La idea es compensar esta poda presupuestaria con una continuidad de impuestos a Ingresos Brutos.

El gesto político

Con posterioridad a la reunión, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Economía, Nicolás Dujovne, brindaron una conferencia de prensa en Casa Rosada junto a los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Omar Gutiérrez (Neuquén), y Gustavo Valdés (Corrientes).

"El diálogo le da un plus a este presupuesto", afirmó en primera instancia Dujovne, quien destacó que "la reunión es el broche de un trabajo de tres meses". "Hemos logrado el entendimiento de miembros de la oposición acerca de la necesidad de alcanzar el equilibrio presupuestario", sostuvo, y anticipó que el proyecto se presentará el próximo 15 de septiembre.

Al ser consultado sobre la proyección de la economía, Dujovne reconoció que "la tasa de crecimiento será muy baja para el fin del año que viene", debido al "arrastre negativo" que tendrá de 2018.

A su turno, Frigerio destacó el trabajo en conjunto que se realizó con equipos técnicos de las provincias y representantes del parlamento con el objetivo de "agilizar el debate y la posterior sanción de este presupuesto". Además, el ministro del Interior se refirió a la necesidad de acelerar el camino del equilibrio: "El primer esfuerzo que nos planteamos que fue pasar del déficit del 2,7% al 1,3%. Lo asumimos como un esfuerzo fiscal por parte del Estado", sostuvo y agregó: "Queremos que eso impacte lo menos posible en el entramado productivo".

Del lado de los gobernadores, el primero en tomar la palabra fue Urtubey quien sostuvo que "el presupuesto requiere equilibrio primario y eso implica el esfuerzo de todos". Asimismo, señaló que "el equilibrio fiscal es una condición necesaria, pero no suficiente" y remarcó que serán ambas Cámaras del Congreso las que darán, o no, el visto bueno al presupuesto.

"Los gobernadores solo hemos dado el marco de consenso político para lograr un presupuesto equilibrado", dijo.

Por su parte, Valdez destacó la "madurez" de todas las fuerzas políticas que lograron sentarse a negociar "cuáles son los elementos presupuestario a tener en cuenta para lograr un equilibrio financiero".

En esa misma línea, el gobernador neuquino manifestó que "es muy importante que hayamos podido dialogar con todos los gobernadores antes de que la ley de presupuesto sea presentada" ya que eso les da tiempo "para trabajar técnicamente para buscar que la ley que se presente esté ampliamente consensuada y que su trámite se vea fortalecido en el Congreso". Asimismo, agregó que "no tener la ley sería un golpe institucional que no favorecería a nadie".

Fuente Perfil.