La contaminación de un curso de agua en un Barrio de Crespo generó un encendido debate en el Concejo

Crespo 14 de septiembre de 2017 Por
El Frente para la Victoria pidió que se destine un mayor porcentaje del posible crédito que tomaría el municipio a la obra que solucione definitivamente el problema. El Frente Crespo Nos Une defiende las acciones realizadas y confía en poder paliar la situación.
Curso de agua
Vecinos lidian con las consecuencias causadas por los líquidos cloacales que fluyen frente a sus viviendas

En un sector de Barrio Azul, a pocos metros de donde residen familias, un curso de agua a cielo abierto deja expuesta una situación de contaminación, cuyos efectos los vecinos intentan contrarestar diariamente. Con fotografías del lugar, el reclamo de solución llegó al Concejo Deliberante esta semana y fue disparador de un acalorado cruce de posturas entre los ediles.

La situación fue descripta por la concejal justicialista Virginia Stricker, quien manifestó: “Hacemos referencia puntualmente a la situación de contaminación permanente que se producen en los cauces de los cursos de agua que actúan como desagües naturales en la zona sur de la ciudad, específicamente del Barrio Azul; donde se necesita que urgentemente se entube el arroyo que cruza por las calles Malvinas, Italia, Los Sauces y zonas circundantes….Estamos pidiendo que se visibilice y se dé una respuesta a la brevedad, de una problemática que están sufriendo vecinos de nuestra ciudad, quienes a diario deben soportar olores desagradables, nauseabundos, que todos bien sabemos que afectan a la integridad física y pone en riesgo a la salud de adultos, jóvenes y niños que allí -y en los sectores circundantes- viven”.

Seguidamente, la concejal replicó contactos mantenidos con los vecinos: “Nos manifestaban que en diferentes y reiteradas oportunidades han realizado los reclamos pertinentes, tanto telefónicamente, como por notas escritas -la última fue presentada el día 22 de junio del corriente, Expte. 1193, firmada por 75 vecinos- donde allí solicitaban tanto la solución a los problemas de contaminación, como mejoras en las calles. Así también en los medios locales una señora contó la enfermedad que se le despertó a su hijo adolescente producto de la contaminación que genera el arroyo, y los reclamos los han realizado incluso en medios provinciales. Pero más allá de todos estos esfuerzos, aún no han recibido ningún tipo de respuesta”.

Stricker aludió a que el actual oficialismo conoce la situación planteada y en tal sentido recordó: “En el año 2014, el Bloque de Concejales de la UCR, conjuntamente con el Bloque Proyecto Ciudad de Todos, presentaron un Proyecto de Ordenanza proponiendo se declare la Emergencia Ambiental en el sector sur de la ciudad, haciendo referencia justamente a este tema. Y mediante el uso del Art. 44 en esa oportunidad el concejal Pusineri -hoy secretario legislativo- manifestaba: textual acta de la sesión ‘considero que la situación ya es caótica, no solo para los vecinos del barrio, sino también para los vecinos de los campos aledaños que se sienten fuertemente afectados por la contaminación de los arroyos’. Agregaba: ‘Es un verdadero vertedero de líquidos cloacales que van directamente al arroyo y caen en una forma de cascada, esto es realmente muy preocupante’ y finalizaba diciendo ‘lo importante es que se tomen los recaudos del asunto, tratando de intervenir desde el concejo, o ver con el Ejecutivo para que se tomen las medidas necesarias en forma urgente’. Todo lo que en aquél momento se solicitaba, hoy lo volvemos a pedir”.

La integrante del bloque opositor invitó a todos a tomar real dimensión del problema: “Están invitados a convivir un día con ese aire, a exponer a sus hijos a respirar ese aire; estoy segura que no vendrían solo con una carta, sino con mucha indignación. La madre de este joven contaba en la entrevista que lo único que desea es en el verano poder sentarse con su hijo fuera de su casa. Podemos aunar todos nuestros esfuerzos, poniéndonos en el lugar de estos vecinos; y pensando en una solución para ellos”.

El Frente Crespo Nos Une no dejó pasar por alto las apreciaciones y como en otras oportunidades, el concejal Dr. Carlos Holzehuer, respondió con vehemencia y en clara defensa del actual gobierno municipal. “Es cierto que este problema viene desde hace años. Es cierto el problema que están sufriendo los vecinos de la zona sur”, admitió el edil y refutó: “Pero no es cierto que no se ha hecho nada. Desde que asumió esta gestión sabíamos del problema, porque ya en la campaña lo habíamos abordado al tema, lo hemos escuchado allí en la reunión con los vecinos; pero es una problemática que requiere de un trabajo y de un esfuerzo que está más allá de lo que nosotros hacemos”.

El ex presidente del bloque oficialista aprovechó la oportunidad para enumerar las tareas llevadas adelante en el último tiempo. Así expresó: “Se han hecho conexiones de cloacas desde el Barrio Azul hasta la Estación Elevadora que está en Av. Independencia. Se han hecho conexiones de cloacas que supuestamente en los planos del loteo figuraban pero no estaban hechas, la cámara que está cerca de la ruta no estaba conectada y las bombas estaban desarmadas. Un desastre era”, afirmó y continuó desde una perspectiva más política: “Durante las dos gestiones de (Juan Carlos) Brambilla y la gestión de (Ariel) Robles, la gente se ha quejado de esto, profesionalmente he solicitado actas de constatación con escribano, por estos desechos cloacales y jamás desde el municipio nos respondieron nada. Desde el inicio de esta gestión se ha presentado un plan que divide al sistema cloacal en dos y se ha gestionado ante Nación, porque se requiere de una fuerte inversión en infraestructura y de un terreno muy grande para verter esos líquidos. Hasta ahora no tenemos los resultados que quisiéramos”, dijo al explicar las dilaciones argumentadas por la Provincia.

“La preocupación está, entendemos la problemática de los vecinos”, afirmó Holzehuer y agregó: “Se está haciendo todo lo posible para llegar a un buen fin”.

Los argumentos esgrimidos no fueron suficientes para la oposición, que retomó el debate a través de la intervención de Javier Fontana, edil que manifestó: “Como bien dijo Holzehuer, es una problemática que trasciende a los gobiernos…Pero hace 3 ó 4 años atrás, los bloques de la oposición utilizaron políticamente este tema, planteando soluciones que todavía no han encontrado o todavía no pueden llevar adelante. Utilizaron este tema para hacer parte de su campaña y las soluciones mágicas que tenían, se ve que hoy no se pueden aplicar, porque todavía a dos años de haber asumido, no se le ha podido dar una mínima solución a esos vecinos”. El concejal se mostró en consonancia con la realización de obras, pero admitió: “Se necesita una obra de mayor envergadura, porque en definitiva no se le ha encontrado la solución”.

El Frente para la Victoria sostuvo que acompañará la ejecución de obras en la magnitud que demanda el problema y sugirió que la solución podría estar directamente ligada a la utilización de los fondos que podrían llegar a engrosar las arcas municipales. En ese contexto, Fontana planteó: “El municipio ahora tiene la posibilidad de acceder a un crédito internacional y propongo públicamente que analicemos y rediscutamos el destino que se le van a dar a esos fondos, como esta cuestión o las inundaciones que sufre Barrio Azul. Con mucho gusto vamos a acompañar, si es que nos ponemos de acuerdo en el destino que tendrán. Nos preocupa, que de acuerdo a lo que hemos hablado con el secretario de Economía y Hacienda (Hérnan Jacob), muy buena parte de ese dinero se proyecta para otro tipo de obras”.

Volviendo a tomar el protagonismo en el debate, el concejal Carlos Holzehuer ratificó los trabajos planificados para ese sector de la ciudad. “El Ejecutivo prevé con la obtención de ese crédito, obras de mejoramiento de desagües pluviales de Barrio Azul y el objetivo principal es lograr una mejor capacidad de desagüe de las zonas bajas ubicadas en Yapeyú y Los Sauces, lo cual consta de la cámara de captación y del amplio caudal de Yapeyú dirección sur-norte. Se prevé la ejecución de una cámara de captación en Yapeyú y Ensenada y dos cámaras en Yapeyú y Los Sauces. Obviamente que no va a ser suficiente, pero queremos hacer obras responsablemente, como corresponden, como se deben hacer”, concluyó Holzehuer.

Javier Fontana insistió en ser más gráfico en su pedido y acotó: “Se podrían recibir 830.000 dólares o su equivalente en pesos argentinos que son más de 14 millones. Proyectan afectar $4.100.000 pesos a la reconstrucción del acceso, que sería un 30%. Después serían $8.000.000 a pavimento, lo que representa un 62% y $1.000.000 a la obra en cuestión de la que estamos hablando, que sería un 8%. Creemos que lo que se va a destinar es una suma insignificante para la envergadura que conlleva la solución. ¿Con un millón se les piensa dar solución? Es una cifra totalmente insuficiente para el problema que aqueja a dos zonas de Barrio Azul”.

El choque de posturas cerró con una nueva intervención de Virginia Strciker, quien pidió “por favor” una respuesta a esos vecinos y agregó: “Ellos nos dicen que ahora es imposible convivir con ese curso de agua contaminada, que antes nunca tuvieron esta situación así. Incluso cuando hicieron sus casas no tenían esta gravedad. Por eso, previo a tomar el empréstito nos parece necesario discutir la necesidad del entubamiento. Son obras que en verdad llevan tiempo y la gente necesita al menos un paliativo ahora, porque el chico tiene Leucemia en este momento y la señora quiere poder sentarlo frente a su casa este verano, no dentro de tres años”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia