Investigan la faltante de 100.000 pesos de una sucursal bancaria entrerriana

Policiales 29 de septiembre de 2018
El tesorero denunció la falta de bolsón de dinero que contenía un millón de pesos y sospecharon de dos empleados de informática. El bolsón fue hallado en una oficina del banco y le faltaba un fajo de $100.000. Se investiga el hecho.
o_1522539054

El tesorero de una sucursal del banco Santander Rio en Concordia denunció la faltante de un bolsón de dinero por una suma aproximada al millón de pesos, el cual se encontraba con su precinto colocado junto a 11 bolsones más, listos y preparados para ser retirados por una conocida empresa de transportes de caudales.

La denuncia fue radicada a poco antes de las 13 de este viernes, desde la sucursal bancaria ubicada en la intersección de calles Urquiza y Mitre, por parte del tesorero Gonzalo de 31 años. 

Ante la intervención del personal judicial y policial de la Jefatura, Investigaciones y Criminalística, se supo que a las 12.40 se habían retirado del lugar, dos empleados que efectuaban distintos trabajos de comunicación informática-electrónica en dicha entidad bancaria y que habían sido contratados por la misma. 

Se trató de un joven de 19 años y otro de 38 años, ambos oriundos de Paraná, los que se habrían retirado a bordo de una Renault Kangoo, color blanco. Fueron los primeros sospechosos de haber sustraído la importante suma de dinero, y a los que apuntaron los mismos trabajadores del banco. 

Dos horas más tarde, y al regreso de su almuerzo, estos empleados se presentaron en la sucursal bancaria.

En tanto, luego de una inspección en el lugar, los pesquisas hallaron en una oficina, y escondida detrás de unas cajas de cartón, el bolsón de dinero que faltaba, el que contenía, en un principio, un millón de peso. 

De acuerdo al parte policial, realizada la constatación de su contenido, en presencia de autoridades del banco, se determinó la faltante de un fajo de dinero por una suma de 100.000 pesos. 

También se dispuso la requisa vehicular en el que se trasladaban los empleados sospechosos para la búsqueda del dinero faltante, pero los resultados fueron negativos. Además, los investigadores requisaron y demoraron judicialmente a la totalidad del personal bancario y tercerizados, entre los que se encuentran trabajadores de limpieza y seguridad privada. A los 22 trabajadores les secuestraron los celulares, publicó El Once.

Fuentes policiales mencionaron que la oficina donde se encontraban los bolsones, no es la tesorería y es una zona de acceso a todos los empleados del banco por encontrarse enfrentado a los servicios sanitarios utilizados por el personal del banco. Informaron además que ninguno de los trabajadores bancarios observó ninguna situación rara o con signos de violencia, ni presencia de personas ajenas a la institución y/o con debida autorización. 

Finalmente, a las 19.30, los demorados, incluidos los dos paranaenses, fueron dejados en libertad. 

Con respecto a las tareas investigativas, desde la jefatura policial de Concordia indicaron que no se descarta ninguna hipótesis, las que proseguirán con testimonios y análisis de distintas cámaras de seguridad con las que cuenta la entidad bancaria.