La legislatura analiza incorporar la Educación Emocional en el proceso de aprendizaje escolar

Crespo 25 de noviembre de 2018 Por
El crespense Carlos Sigvardt participó de una reunión de comisión del Senado y de un encuentro con el vicegobernador Adán Bahl. "Es la posibilidad de anteponernos a problemáticas sociales como bulling, adicciones, suicidios, maltratos o violencia", resaltó el educador.
Educación Emocional

El psicólogo Lucas Malaisi y el docente Carlos Sigvardt son referentes provinciales de la Educación Emocional e integran la Fundación que promueve su incorporación en la currícula escolar. Aunque venía siendo resistido, el tema reflotó recientemente en la Cámara Alta y tras algunos avances en términos de ser analizado el proyecto,

Sigvardt contó a FM Estación Plus 94.3: "Concurrimos a una reunión de comisión del Senado de Entre Ríos, dado que el senador Pablo Canali, del Departamento Colón, ha ingresado un proyecto donde fundamenta el pedido para que se dé Educación Emocional en las escuelas entrerrianas. Nos escucharon, se mostraron de acuerdo y eso generó que nos coordinaran una entrevista con el vicegobernador Adán Bahl, quien adhirió al espíritu de la propuesta. Ahora quedará en consideración del recinto, en el corto plazo". En relación a los antecedentes, agregó: "Había habido una presentación del senador Daniel Kremer en el 2013, pero pasó el tiempo y quedó archivada. Después proyectos del Senado Juvenil de estudiantes del Instituto Comercial Crespo y de una Escuela Agrotécnica de Feliciano, se presentaron en igual sentido; y ahora volvimos a la carga ante esta nueva oportunidad".

La iniciativa viene a saldar un aspecto que la educación formal no está contemplando, pero principalmente tendrá una incidencia directa en cuestiones que hoy aquejan a todas las comunidades. En tal sentido, Sigvardt explicó: "Es una herramienta de prevención, porque fundamentalmente es anteponernos a problemáticas sociales como bulling, adicciones, suicidios, maltratos o violencia, hasta conductas vinculadas a la educación sexual, es un amplio abanico, porque se aplica a todos los ámbitos de la vida. A los chicos hay que enseñarles desde pequeños a expresarse, a poder decir cómo se sienten, Los niños en situaciones vulnerables, no encuentran dónde decir lo que les está sucediendo. La intención es habilitar esos espacios en las horas de clases, en el ámbito de la escuela. Cuando alguien puede decir lo que le aqueja, no se soluciona en ese momento, pero lo alivia. Implica un trabajo de conocerse a sí mismos, que puedan detectar qué los pone tristes y qué contentos, entonces de más grandes no necesitan sustituir o impulsarse con químicos o fármacos para disfrutar".

Desde una mirada crítica, el docente con más de 30 años, acotó: ""El modelo actual de educación es que si te equivocás estás condenado y esto no debe ser así. En el chico, el error tiene que servir como experiencia de aprendizaje, debe ser el disparador para superarse y seguir aprendiendo".

Sigvardt destacó el poder de los mensajes e instó a ser cuidadosos en la oralidad: "Las palabras construyen realidades. El chico las absorbe. No es lo mismo que asimile un 'no servís para nada' a un 'te quiero mucho'. Las palabras van directamente al cerebro. A veces la ausencia de estímulos afectivas se convierten en caricias negativas, que producen dolor. Y hay chicos que se comportan mal para causar ese reto, porque entre eso y nada, prefieren el dolor de esa frase negativa".

En cuanto a cómo se dictaría Educación Emocional en las escuelas, el reconocido educador crespense indicó: "La implementación tiene que ser transversal. Hay que disponer de al menos 10 minutos por cada materia, donde el tiempo se destine a escuchar, a poder conocer qué le pasa al alumno. Hay que trabajarlo desde los primeros años, sino es tiempo perdido. Qué sentido tiene querer corregir un niño a los 10 años, si antes no tuvo espacios para cultivar el hábito de los valores, la amistad, la solidaridad, la cultura".

"Cuando el chico se frustra, pero es estimulado a que vuelva a intentarlo, se está forjando su voluntad, su perseverancia, que el día de mañana la va a precisar más que cualquier concepto académico", al tiempo que desatacó que provincias como Corrientes y Misiones ya han puesto en marcha la Educación Emocional en las escuelas. Asimismo, contó otra experiencia cercana: "La ciudad de Santa Fe la enseña en los Jardines Maternales".

El uso de las redes sociales avanza a pasos agigantados, con lo cual los adultos deben reforzar los estímulos afectivos, para evitar que sus hijos sufran las consecuencias. En ese sentido, Sigvardt explicó: "Lo virtual no es lo real. Nadie se saca foto cuando está triste. Entonces la prioridad es conocer qué le pasa verdaderamente al otro, para que internamente tenga paz, que no se consigue ni con mil 'me gusta'. Las redes llevan a exteriorizar y cuando uno está seguro de uno mismo no tiene ego, que es un dolor emocional. Los celos también son dolores. Donde hay calidad no hay competencia, cuando alguien encuentra su rumbo, se supera a sí mismo y no compite".

Analizado en términos de salud, el educador indicó: "La afectividad refuerza la autoestima. El abrazo libera endorfina, que es la morfina natural, calma el dolor. Si alguien llora, hay que abrazarlo. Lo emocional tiene que ver con las enfermedades, ya que el 80% de ellas tienen componentes cognitivos. La Organización Mundial de la Salud dice que 6 de las 10 habilidades para la vida, son emocionales. La UNESCO tiene como premisa para la educación, conocer y ser. Los gurises crecen, permanecen, pero no son. Ser personas, aprender a vivir juntos, son cosas que todavía no sabemos hacer. Por eso también estamos carentes de tolerancia. No entendemos que el que piensa distinto no es mi enemigo, sino que me impulsa a mejorar mi argumento para convencerlo y si no lo consigo, tengo que asumir que el otro tiene razón. Disentir sin enfadarnos, parece todo un desafío".

"El sentirse buena persona y hacer las cosas bien, provoca la sensación de bienestar, que es sinónimo de felicidad. Y por añadidura viene el bien tener. El problema es que ahora se quiere llegar directo al tener, sin las bases anteriores y sin esfuerzo no se consigue, no es magia", concluyó.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia