Carrió criticó los cambios en el uso de las armas de las fuerzas federales: "Viola los derechos humanos"

Nacionales 05 de diciembre de 2018
La diputada de Cambiemos cuestionó a la ministra Patricia Bullrich. "Se le va la mano", aseguró.
elisa-carrio-pidio-levantar-el-debate-de-la-reforma-previsional-por-la-violencia

La diputada de Cambiemos, Elisa Carrió, rechazó los cambios en el empleo de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad y aseguró que la nueva normativa "viola los derechos humanos fundamentales". Además, señaló que a la ministra Patricia Bullrich "se le va la mano" con esta medida y advirtió que su espacio no va a ir "al fascismo". 
"Viola los derechos humanos fundamentales", sostuvo la legisladora de Cambiemos respecto a la resolución 956/2018 firmada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. De esta manera, la funcionaria se sumó a las críticas de algunos sectores que denunciaron que esta medida incitará al "gatillo fácil".

A través de su cuenta de Twitter, la diputada nacional subrayó su postura contraria a la iniciativa: "Nosotros no vamos a ir al fascismo". "Esto no significa que la Policía no tenga el poder para mantener el orden, pero a la ministro se le va la mano", agregó.
Ayer, en una entrevista en TN la ministra de Seguridad de la Nación aseguró que el nuevo reglamento para la utilización de armas letales destinado a las fuerzas federales de seguridad "va a generar confianza en la defensa de la sociedad" y que ahora "la situación de defensa será mucho mayor".

Según explicó, en la anterior reglamentación los efectivos no podían usar su arma para defenderse de los delincuentes armados, y debían esperar a que le dispararan para recién ahí responder el ataque. "La situación de indefensión y de inferioridad para defenderse a sí mismo o a personas en riesgo era total y absoluta", subrayó Bullrich.
La nueva normativa, publicada en la resolución 956/2018 en el Boletín Oficial, permite que los efectivos puedan disparar en defensa propia o de otras personas en caso de peligro inminente de muerte; para impedir un delito grave; para proceder a la detención de quien represente el peligro y oponga resistencia; y para impedir la fuga del sospechoso.
A su vez, el artículo 3 detalla que los oficiales podrán no dar la voz de alto en caso que sea una situación en donde esta acción pueda suponer riesgo de muerte para otras personas; genere peligro para el propio oficial o cuando resulte "evidentemente inadecuado o inútil".

UNO