El Consejo General de Educación oficializó el control “facial” de asistencia

Entre Rios 24 de septiembre de 2017
Este viernes 22, el CGE dictó la resolución N°4.333, a través de la cual lanzó oficialmente el control “facial” de asistencia de los 50 mil docentes que componen el sistema educativo entrerriano.
maetros-759x500

Aunque no hay fecha específica de puesta en práctica, sí se resolvió establecer, mediante un documento público, que todos los docentes deberán registrar sus huellas dactilares y su rostro en un soporte digital. La resolución dispone “la implementación del sistema de registro y asistencia, mediante el uso de relojes biométricos en establecimientos educativos de la provincia y demás dependencias” del CGE.

La implementación de ese mecanismo de control de asistencia de maestros y profesores, señala la resolución, “brindará la posibilidad de reemplazar el soporte papel por procedimientos electrónicos de servicio on line, los que permitirán registrar, comunicar y transferir información con mayor eficiencia, exactitud y transparencia, puesto que la asistencia diaria registrada por el personal será procesada de modo automático y de manera inmediata en el Sistema de Administración de la Gestión Educativa (SAGE).

Y recuerda que mediante resolución N° 2.507/17 se aprobó el acta complementaria N° 2 del convenio marco de colaboración entre Educ.ar Sociedad del Estado y el Consejo de Educación, “por la que se ha decidido poner en marcha un proyecto tendiente a mejorar la calidad educativa de las escuelas aprovechando la gran cantidad de soluciones tecnológicas que ofrece el mundo moderno”.

Enterados de esa decisión oficial del CGE, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) expresó su rechazo. Según consignó Entre Ríos Ahora, el gremio reiteró su “enérgico” rechazo al control “facial” en las escuelas de la provincia. “En este sentido, desde la Comisión Directiva Central hicimos público nuestro posicionamiento ante la noticia del destino de recursos hacia fines no primordiales para el funcionamiento de nuestro sistema educativo en el mes de agosto y en el presente mes el Congreso de nuestra entidad ratificó el repudio a esta decisión del CGE”, dijo el gremio.

A la vez, la entidad gremial sostuvo que “existe sólo una lógica disciplinadora y persecutoria detrás de la pretendida instrumentación del nuevo sistema que se intenta disfrazar bajo dos falacias: por un lado que se resolverán mágicamente los problemas de liquidaciones, para los cuales han demostrado una clara incapacidad; y por el otro que evitará el ausentismo docente. El nuevo sistema es la antesala para instalar el presentismo, que es impulsado en todo el país por el Ministerio de Educación de la Nación. Además, hemos expresado nuestra preocupación ante las declaraciones vertidas por el Presidente del CGE, quien justifica la implementación con argumentos reduccionistas de problemáticas complejas que se deben abordar desde la mejora de las condiciones de trabajo y del cuidado de la salud laboral de los docentes”.