La Justicia brasileña le negó a Lula la salida de prisión para asistir al funeral de su hermano

Internacional 30 de enero de 2019
La Policía Federal recomendó no autorizar el pedido alegando cuestiones logísticas, entre ellas el no disponer de los medios de transporte necesarios para que el ex mandatario pueda participar a tiempo "de los ritos post mortem de su hermano, y de seguridad, ante el alto poder de movilización del ex mandatario
lula1

La Justicia de Brasil ratificó la madrugada de este miércoles la decisión de la Policía Federal y negó un pedido de la defensa del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva para que dejara temporalmente la cárcel para asistir al funeral de su hermano mayor, quien falleció el martes.
 
Los abogados de Lula presentaron una solicitud ante un juzgado de Curitiba, en el sur de Brasil, para que el expresidente pudiera viajar a la localidad de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, para dar el último adiós a su hermano mayor, Genival Inácio da Silva, conocido como Vavá, y quien falleció a raíz de un tipo raro de cáncer.

No obstante, la magistrada encargada del caso, Carolina Lebbos, determinó que la decisión debería ser tomada por el superintendente de la Policía Federal en el estado de Paraná, Luciano Flores de Lima, quien finalmente afirmó que no sería posible "autorizar o hacer viable" la comparecencia de Lula al entierro de su hermano por cuestiones de logística.
 
Lula está encarcelado por una condena a más de doce años de prisión por aceptar de la constructora OAS un tríplex de lujo en Sao Paulo como pago a sus favores políticos. Ya ha sido imputado en otros seis casos derivados de 'Lava Jato' y tiene tres denuncias pendientes.

El antiguo jefe de Estado esgrime que todas estas acusaciones obedecen a una persecución política contra él y contra su sucesora en el cargo, Dilma Rousseff, por parte del Gobierno de Michel Temer.