Se agrava situación de Ojeda y sus colaboradoras, con avance de la investigación

Policiales 13 de febrero de 2019
Ojeda

De acuerdo a lo que señaló el funcionario judicial, en aquel trágico sábado a fines de enero habrían pasado varias horas entre la finalización de la operación y el momento en que finalmente se socorrió -con una ambulancia- a Iris Amaro, la mujer uruguaya de 45 años que falleció luego de una liposucción practicada por el cirujano pediatra Daniel Ojeda.
Así lo indica Diario Río Uruguay: el fiscal Nuñez señaló que también "es complicada" la situación de las dos colaboradoras que secundaban a Ojeda (Romina Duraez y Alba Zarate) "porque ellas prestan ayuda para que se lleve a cabo un acto que termina en homicidio".

Fue allí donde precisó que en la atención a la víctima se dieron acciones que pueden ser determinantes para establecer responsabilidades, como por ejemplo que hubo "entre 7 y 8 horas en que se pudo haber actuado de otra forma. Porque el post operatorio empezó a las 12 del mediodía y la ambulancia (que se solicitó para atender a la mujer uruguaya) llegó entre las 19 y las 20", aseveró el fiscal.

El Once

Boletín de noticias