Amplían los plazos para cancelar los planes de ahorro de autos 0 Km

Información General 14 de marzo de 2019
El Consejo que reúne a las áreas de Defensa del Consumidor de todo el país concluyó que "no hay infracción" de contratos por las automotrices .
0025509655
Presentaciones. Los reclamos se extienden por todo el país. Paranaenses y santafesinos se unieron.

El problema del abrupto salto de las cuotas de los planes de ahorro para la compra de automóviles 0 Kilómetro –que alcanza a un millón de argentinos– se asimila a la realidad que deben afrontar los beneficiarios de créditos UVA o cualquier persona que hay firmado un contrato en dólares. Se debe a la devaluación, y no a una ilegalidad o incumplimiento del contrato por parte de las concesionarias.
Eso se determinó el lunes en la reunión del Consejo Federal del Consumo, que reúne a todos las áreas provinciales de Defensa del Consumidor del país, entre las que participó Entre Ríos. El encuentro se realizó en la ciudad de Bariloche.
 
Así concluyó el organismo, luego de una evaluación que se viene realizando desde que la problemática estalló a mediados del año pasado. Se determinó allí que todos los reclamos por planes de autoahorro serán remitidos a la Inspección General de Justicia (IGJ), a través de la Dirección General de Defensa del Consumidor.
 
Miles de presentaciones y reclamos en todo el país, importante aumento de la morosidad y también de los remates de vehículos prendados, y al mismo tiempo un descenso del 56,9% de los planes de autoahorro –que acumulan un retroceso ininterrumpido de 10 meses– configuran el mapa de una preocupante situación.
 
"No hay ninguna infracción y las empresas están cumpliendo lo que estaba establecido en el contrato, al menos en lo que tiene que ver con el valor de la cuota, que corresponde al precio de la unidad 0 Kilómetro", sostuvo ayer el responsable del Área de Lealtad Comercial de la Dirección General de Defensa del Consumidor de la Provincia Fernán Poidomani.
 
"Esta situación ha ocurrido con todos los contratos en dólares. Si bien estos de autoahorro no son en divisa norteamericana, los vehículos tienen un componente de importación importante, entonces siempre van acompañando la evolución del tipo de cambio", acotó.
En ese sentido, explicó que la cuota aumenta, porque sube el precio del auto, al que está atada la cuota que deben abonar los ahorristas.
 
Los planes son grupos cerrados de 168 ahorristas, que de manera solidaria pagan hasta que la totalidad acceda al vehículo, en 84 cuotas. Por mes, una unidad sale por sorteo y otra por licitación.
En los poco más de nueve meses, las cuotas se incrementaron más del 100%, o incluso se triplicaron, según los casos. "Hay una cosa que a lo mejor la gente no entiende o no se acuerda cuando lo firmó: uno cuando adhiere al plan, ocurre que de la cuota 0 a la 12 o la 20, según el contrato, existe lo que se llama un diferimiento del valor de la cuota. Es decir que si tenías que pagar una cuota pura de 10.000 pesos porque vos dividís el valor del auto por 84, en ese tramo inicial pagaba 5.000, porque para ingresar al plan se hace esa facilidad, como un atractivo", planteó.
Entonces, explicó Poidomani, hay ahorristas que sufrieron la combinación de ambas situaciones: el fin de la cuota al 50% –que pasa a ser el 100%– más el incremento del valor del auto.
"Es muy difícil que podamos decir que hay alguna irregularidad, porque las automotrices están cumpliendo con lo que dicen los contratos", indicó Poidomani.

Audiencias
En ese marco, las audiencias entre damnificados y automotrices, que se realizaron durante el mes de febrero en la provincia, dejaron como saldo las propuestas de diferimiento, es decir de ampliación de cuotas, para facilitar la continuidad del pago. Eso, dijo el funcionario, quedó a criterio de cada beneficiario. Y recordó que este tipo de grupos se basa en la solidaridad entre cada uno de los componentes, ya que si hay una persona deja de pagar o paga menos, hay otra persona que no puede acceder al auto.
En cuanto a las comodidades ofrecidas por las automotrices, reconoció que dentro de esos grupos, quienes están en peores condiciones son aquellos que ya tienen el vehículo y lo están pagando, porque no lo puede devolver ya que está prendado. "Si estás pagando el plan y no tenés la unidad podés venderla, es una ventaja. Más allá que pierde dinero, puede recupero algo", indicó. En cambio, para quien ya está usando el automóvil, tiene como desventaja que ya no tiene el valor de un 0 Kilómetro y sobre él pesa una prenda. "Si no pagás te ejecutan, y el valor del remate no va a ser el de un 0 Km. El producido del remate se va a imputar al pago de la deuda pendiente. Puede quedar un saldo, si sobra, para cancelar la prenda, o puede aún quedar un saldo pendiente que deberá pagar el ahorrista", señaló.
De todos modos, dijo que en la repartición no tienen conocimientos de remates de autos de la provincia, o al menos no les llegaron los reclamos.
 
"Se ha flexibilizado un poco el sistema, para que las personas que tienen un problema puedan cumplir con sus obligaciones. Desde las concesionarias se les ha ido difiriendo y que paguen menos para que no dejen de pagar. Entonces, mientras sigan pagando no van a tener problemas", añadió.
Para Paidomani, el problema se irá solucionando a medida que la gente tenga la recomposición salarial en las paritarias. "La gente está teniendo cuotas con aumento, sin sueldo con aumentos", ya que en realidad los incrementos de haberes han quedado muy relegados con respecto a la inflación.
 
Finalmente reflexionó: "En Defensa del Consumidor nos ocupamos de las empresas que violan la ley, y en este caso las empresas están cumpliendo con las normas. Hay decisiones políticas de tipo de cambio e inflación, que tienen que ver con políticas del gobierno nacional. Es lo mismo que le está pasando a cualquier trabajador que se ha endeudado y no puede pagar. Las empresas eléctricas reclamaron el año pasado un ajuste de tarifa para compensar la devaluación. En ese momento se dijo que si el Estado nacional compensaba y disponía una suba de la tarifa eléctrica, generaba un antecedente que cualquier persona afectada por la devaluación podía reclamar en la Justicia que se aplique el mismo criterio".
 
La oposición prepara un proyecto de ley
En las últimas horas se conoció que diputados de la oposición presentarán en el Congreso Nacional un proyecto de ley para buscar una solución al problema. Grupos de ahorristas se habían reunido semanas atrás con autoridades del Ministerio de la Producción de la Nación –ámbito del que dependen la Inspección General de Justicia (IGJ)–, pero no obtuvieron respuestas. En la iniciativa quieren contemplar que la cuota se retrotraiga a valores de marzo del año pasado (previo a la devaluación), haya una rebaja de los impuestos "o algún tipo de revisión para lograr la razonabilidad del precio". "La solución es una definición política, porque la situación obedeció a medidas y políticas del gobierno nacional", dijo Poidomani.

UNO