Descubren y esclarecen una sustracción de película

Policiales 13 de mayo de 2019 Por
Una visita amistosa, falsa identidad, alojamiento en hotel e intento de denuncia al ex marido, fueron sólo algunas aristas de un hecho delictivo que tras la intervención policial, terminó con una mujer comprometida judicialmente por los secuestros practicados.
IMG-20190512-WA0025

Todo comenzó en los primeros minutos del domingo, cuando Comisaría Decimoprimera de Paraná recibió el alerta de un hecho delictivo que se estaría produciendo en calle Leopoldo Díaz. Según supo FM Estación Plus Crespo, con el correr de las horas, la situación atravesaría instancias impensadas.

Visita y sustracción

Presentes en el domicilio en cuestión, los uniformados se entrevistaron con un hombre de 34 años de edad, propietario de la vivienda, quien indicó que pasadas las 18:30 del sábado, despidió a una mujer de 31 años de edad (amiga de la familia) que había ido de visita, para luego retirarse todos los moradores de la casa. Bien es así que pasadas las 21:00, al regresar, observaron que la habitación matrimonial y el kiosco que tienen en el lugar, estaban revueltos. Advierten así la faltante de una importante suma de dinero. El denunciante sospechaba de la amiga, que seguramente tomó una copia de la llave, ya que no encontraron aberturas dañadas. Presumieron que cuando ellos se fueron, ésta habría vuelto para cometer el hecho. No obstante esto, el matrimonio se apersonó en la casa de su amiga, ubicada en Barrio Misionero, la cual en todo momento negó haber sido la autora.

Tras el suceso, los uniformados iniciaron el legajo judicial de oficio, con conocimiento de la fiscalía en turno.

Alojarse en un hotel ¿Para despistar? 

En sede policial, el damnificado denunció que según comentarios, la supuesta autora se podría estar alojando momentáneamente en un hotel.

De inmediato personal de Comisaria Decimoprimera solicitó colaboración a personal de la División Bancaria, a los fines que corrobore el dato brindado por el damnificado, por lo que al hacerse presente en el hotel y en momentos de ingresar al mismo, el funcionario policial abocado se cruza con una ciudadana que salía, quien al notar la presencia policial se puso nerviosa y salió rápidamente, perdiéndose de vista.

El efectivo consultó al conserje por la sospechosa que andaba buscando, indicando dicho empleado que la mujer que se había alojado allí era la que acababa de salir.

Una falsa identidad

Es en esa averiguación, que los policías corroboran que la mujer sospechada se había alojado con otra identidad, ya que  no coincidían los datos personales.

Desde la comisaria le envían al efectivo presente en el hotel, la foto de la supuesta autora, corroborando éste que efectivamente se trataba de la misma persona que había cruzado. De inmediato, personal de Bancaria realizó una búsqueda por las inmediaciones, no logrando dar con la femenina. 

Volviendo al hotel y en compañía del conserje, inspeccionaron el dormitorio, corroborando que no había dejado ninguna pertenencia. 

Una filmación clave

Pasada ya las 08:00 del domingo, los agentes de Comisaria Decimoprimera se apersonaron en el hotel mencionado, ubicado en calle Urquiza, consultando nuevamente por la mujer en cuestión. Son informados que hacía unos minutos la misma se había retirado, motivo por el cual se procedió a chequear las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del hotel, observando que ésta había tomado un taxi. Producto de averiguaciones, un chofer habría reconocido haber dejado ese pasaje en la División Minoridad.

Denunciar una situación familiar la acerca a la policía

De inmediato, efectivos de Comisaria Decimoprimera dieron aviso a la mencionada División, donde le confirmaron que efectivamente la mujer buscada estaba por realizar una exposición contra su ex marido, porque no le había entregado a su hija.

Agentes entablaron una charla con la supuesta autora, consultándole por el hecho en cuestión, la cual sistemáticamente negaba todo. Sin embargo, en cierto momento desde el interior de su cartera sacó voluntariamente un poco de dinero en efectivo. Solicitándole que exhiba lo que llevaba entre sus prendas de vestir, la mujer se puso muy nerviosa y se negó rotundamente.

El escondite del dinero fue descubierto

La fiscalía en turno autorizó la requisa personal de la mujer, hallándosele una suma importante de dinero que tenía escondida en los zapatos y dentro de la cratera otro monto más.

Complicada ante la justicia

En el lugar los uniformados realizaron las diligencias de rigor, secuestrándose el dinero en efectivo, como así también un teléfono celular que la mujer había dejado cargando en el hotel y la planilla de registro de viaje. La acusada fue correctamente identificada por ante la División Antecedentes Personales, recuperando su inmediata libertad, pero quedando supeditada a la causa. Desde la Comisaría actuante se continúan con las averiguaciones pertinentes.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Boletín de noticias