River debe remontar tres goles ante Atlético Tucumán si quiere seguir en la Copa de la Superliga

Futbol 14 de mayo de 2019
El Muñeco Gallardo podría usar una línea de tres defensores para el partido de esta noche.
river-atletico-tucuman-2

Como ya ocurrió otras veces en el ciclo de Marcelo Gallardo, River deberá revertir una diferencia de tres goles en contra como local frente a Atlético Tucumán, para poder avanzar a las semifinales de la Copa de la Superliga, que da cierre a la temporada.

El encuentro se disputará a partir de las 21:10 en el estadio "Monumental" de Núñez, con arbitraje de Ariel Penel acompañado por Maximiliano Del Yesso y Cristian Navarro, con televisación de TNT Sports y la expectativa centrada sobre si el "Millonario" podrá salir ileso una vez más.

En números, River necesita repetir el resultado para llegar a penales o ganar por una diferencia mayor a tres goles si es que Atlético Tucumán le convierte, ya que el criterio de desempate son los tantos como visitante.

Como antecedente cercano, salvando las distancias, está la recordada serie frente a Jorge Wilstermann de Bolivia, por los cuartos de final de la Copa Libertadores 2017. En esa oportunidad, perdió 3-0 en Bolivia y, en el Monumental, apabulló a su rival 8-0 para avanzar a las semifinales, gracias a una soberbia actuación de Ignacio Scocco, hoy lesionado.

Pero el "Muñeco" podría apelar a una fórmula que en aquel momento le dio resultado y es la inclusión de una línea de tres defensores.

Entre los concentrados, la única modificación de Gallardo respecto de quienes viajaron a Tucumán fue el regreso de Lucas Martínez Quarta (que ya cumplió la suspensión por acumulación de tarjetas amarillas) en lugar de Luciano Lollo.

Sin confiarse

Cristian Lucchetti fue el primero de los jugadores de Atlético que pidió mesura pese al 3-0 que logró el sábado pasado ante su gente.

"La serie no está liquidada, para nada. Menos con el fútbol de hoy y lo que pasó esta semana (por la anterior) en la Liga de Campeones", afirmó el experimentado arquero.

Lo cierto es que el empujón anímico continuó en las últimas horas con la confirmación de la continuidad como entrenador de Ricardo Zielinski, pese al ofrecimiento de Huracán y su idea de retornar a Buenos Aires, donde vive su familia.

"Hay que ser inteligentes. River es un equipo de mucha jerarquía y no nos podemos confiar", aseguró el entrenador de Atlético.

Con un Javier Toledo en llamas, ya que convirtió en todos los partidos de la Copa de la Superliga y un doblete ante el "Millonario", el "Decano" quiere cerrar la serie y ratificar su buen momento.

TN

Boletín de noticias