Pediatra detenido: Un paranaense en la mira de la causa de la red de pedofilia

Policiales 31 de mayo de 2019
Un hombre de 34 años forma parte de la investigación de la Justicia Federal de Buenos Aires. Se le secuestró computadoras, celulares y videos. El sospechoso es un experto en informática.
0025799662

Un hombre de Paraná de 34 años que vive en un cortada entre Churruarín y Almirante Brown, forma parte de la investigación de la Justicia Federal de Buenos Aires que determinó en las últimas horas detener a un pediatra del hospital Garrahan y a una persona de la provincia de Córdoba.
La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich brindó una conferencia de prensa para dar detalles acerca de la detención de un médico pediatra del hospital Garrahan de Capital Federal por tenencia y producción de pornografía infantil. En este contexto, la funcionaria confirmó que se produjo "una segunda detención en Córdoba" de la que todavía "no se pueden brindar mayores detalles" y que en el marco de esta megacausa internacional con base en Argentina, se realizaron "40 allanamientos simultáneos" tanto en la Argentina como en Brasil, uno de los cuales tuvo lugar en Entre Ríos y cuatro en Santa Fe.

UNO pudo saber luego de contactarse con las autoridades judiciales como de Gendarmería, que el 22 de noviembre del año 2018 se realizaron numerosos allanamientos en distintas ciudades de la Argentina. Uno de ellos se efectivizó en la vivienda de un hombre de 34 años, soltero de calle Isabel de Guevara.
 
A la fuerza nacional se le reclamó la búsqueda de todo tipo de soporte técnico, audiovisual, informático y de comunicaciones. La fiscal de Capital Federal Daniela Dupuy lleva adelante la investigación, luego de que el FBI alertara del tráfico de material pornográfico infantil en determinado IP de computadoras de la Argentina.
 
De allí es que la Justicia Federal solicitó a su par de la justicia provincial de Paraná -por la característica del hecho a investigar- el exhorto para realizar el allanamiento en la casa del sospechoso.
 
De esa manera, el juez de Garantías Mauricio Mayer autorizó la requisa que se realizó por un par de horas.
 
El personal de Gendarmería allanó la casa del hombre que cuenta con una pensión nacional, lo encontró con otro hombre, justamente mirando videos en dos computadoras.
 
Tras esto, se avanzó con el secuestro de las computadoras, celulares y hasta juegos de internet.
 
Se pudo verificar que una parte de los archivos y material informático, había sido "borrado" horas antes. Se conoció que el sospechoso era una persona experta que había realizado cursos y tecnicaturas en informática.
 
Leer más: Detuvieron a un pediatra del Garrahan acusado por producción y distribución de pornografía infantil


Por esta circunstancia, es que no se ordenó la inmediata detención, habida cuenta que no se pudo encontrar material directo con la investigación por el tráfico de pornografía.
 
Lo que resta saber ahora, es si con las pericias a cargo de personal de Ciber Delitos Informáticos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, lograron recuperar los archivos y programas borrados en Paraná.
 
De eso dependerá para comprometerlo de lleno en la causa judicial, que cuenta con el informe del FBI indicando que de la computadora del sospechoso hubo transporte de fotos y videos de contenido pedófilo.
 
Para tener en cuenta


Se hizo saber que la mayoría de las personas que accede a Internet apenas tiene acceso a la superficie de lo que hay en la red. Sin embargo, existe mucho más que eso. La “Deep Web” tiene contenido que no está indexado a los buscadores tradicionales como Google, Yahoo o Bing, y dónde se ofrece todo tipo de productos.

Dentro de la “Deep Web” se encuentra la “Dark Web”. Allí se comercializan bienes ilegales como armas, dinero, droga y documentos falsos, entre otras cosas. Además, hay intercambio de pornografía infantil y hasta la posibilidad de contratar un asesino a sueldo.

La “Depp Web” es el 90% de Internet, y la “Dark Web” es apenas el 0,1% de ella. Es recomendable no bucearla, ya que es muy factible que la computadora termine infectada con varios virus e incluso el usuario puede terminar incriminado en algún delito.

Acceder a ella no esta tan sencillo, ya que no tiene un enlace público desde otra página. Los sitios no arrancan con www, sino con códigos que no son de fácil acceso para el gran público.

Ambito señaló que el pediatra pedófilo del Hospital Garrahan utilizaba el eMule para subir el material a Internet y comercializarlo. Sin embargo, fue en una investigación en la “Deep Web” llevada a cabo en Estados Unidos donde lograron rastrearlo.

Boletín de noticias