Vaca loca: Brasil suspendió el envío de carne a China

Internacional 04 de junio de 2019
Argentina podría verse beneficiada, pero también perjudicada en el largo plazo
carne-con-hueso.jpg_258117318

Brasil decidió "suspender" temporalmente los envíos de carne vacuna a China, luego de que confirmara la presencia del mal de la vaca loca. La situación es seguida muy de cerca por la industria frigorífica y autoridades sanitarias dado que podría ser una buena noticia en el corto plazo de la mano de más envíos, pero a la larga puede complicar al Mercosur.


Brasil decidió "suspender" temporalmente los envíos de carne vacuna a China, luego de que confirmara la presencia del mal de la vaca loca. La situación es seguida muy de cerca por la industria frigorífica y autoridades sanitarias dado que podría ser una buena noticia en el corto plazo de la mano de más envíos, pero a la larga puede complicar al Mercosur.

"En el caso de China, el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil suspendió temporalmente la emisión de certificados sanitarios hasta que la autoridad china concluya su evaluación de las informaciones ya transmitidas sobre el episodio, cumpliendo así las disposiciones del protocolo bilateral firmado en 2015", señalaron en un comunicado las autoridades brasileñas.

Fuentes de la industria señalaron que se encuentran "analizando" la situación y para eso se reunirán en breve con autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria ( Senasa), para evaluar el posible impacto si lo hay para la Argentina.

"La noticia a la larga siempre es mala dado que el consumidor mundial es el que deja de demandar carne vacuna por miedo y la reemplaza por otra", argumentó la industria, que también reconoció tener un beneficio "a la hora de pensar en mejores precios, que pueden durar muy poco".

Brasil llegó a tener un caso de vaca loca atípico en 2012. El tema fue tratado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés) que catalogó el mismo de "riesgo insignificante". Por lo pronto, la situación actual es seguida de cerca por el Senasa, organismos que mantiene negociaciones con el Departamento de Sanidad Vegetal del ministerio brasileño MAPA para ampliar la información técnica enviada y las medidas tomadas al respecto.

Para Brasil es importante que Argentina lo considere libre de dicha enfermedad dado que eso le da un status sanitario diferente a la hora de salir a exportar, y porque además le otorga una categoría distinta ante la OIE.


Se puede deducir entonces que la OIE anunciará en breve que no hay mal de la vaca loca en el país vecino, entendiendo que no hay peligro para el comercio mundial.

Respecto de la posibilidad de que Argentina mejore sus exportaciones, el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), Miguel Schiariti, fue escéptico sobre que Argentina mejore sus exportaciones. "No habrá una demanda importante, si la hay será a costa del consumo interno, pero siempre y cuando los precios en China aumenten entre u$s1.000 a u$s1.500 la tonelada, esto hará que además de faenar una vaca también pase lo mismo con un novillito", dijo el empresario.

BAE

Boletín de noticias