Agroquímicos: la regulación será por cultivo y escuela, se crearán unidades “centinelas”, más tecnología GPS

Entre Rios 13 de junio de 2019
Lo adelantó el Fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, quien está trabajando junto a otros organismos en el nuevo decreto para regular la aplicación de plaguicidas, a raíz de la disputa judicial que sentó distancias excluyentes de escuelas rurales
escuela fumigar

Tal como dijo ayer el Gobernador, el nuevo decreto en el que trababa el Ejecutivo para regular las fumigaciones con plaguicidas, deja de lado la “lógica excluyente” que fijó la justicia en el fallo del juez Oscar Benedetto de la Sala Penal II, para avanzar sobre un criterio más puntual, atendiendo las particularidades de cada caso.

“Hoy se irá mucho más al caso concreto, escuela por escuela y se basa en informes de Salud Pública, Ambiente, Producción, Conicet, INTA y la Facultad de Ciencias Agropecuarias”, precisó el Fiscal de Estado al adelantar los términos del nuevo texto sobre aplicaciones con agroquímicos en el que trabajan y para el cual, aseguró, “recopilamos la mayor cantidad de información oficial y científica posible”.

Se busca “replantear la cuestión”, dijo en declaraciones a FM Litoral de Paraná Julio Rodríguez Signes, y si bien observó que las distancias estarán presentes en la normativa, no tendrán criterio excluyente sino que se pueden excepcionar (sic);  se pueden establecer distancias mayores y menores dependiendo del caso”.

A la vez, adelantó que se establecerán “unidades centinelas en cada escuela para el control de la aplicación de la receta agronómica, es decir que la receta deberá pasar por esa unidad en cada escuela, con intervención de salud en el caso concreto”.

La tecnología georeferencial o GPS formará parte de las herramientas dispuestas para el control de las aplicaciones, emulando un método que se usa en la República Oriental del Uruguay y cuya incorporación ya había formado parte de un proyecto sobre regulación de fitosanitarios en la provincia.

De esta manera, según Rodríguez Signes, “cada maquina aplicadora deberá estar en un registro y entonces habrá que reempadronar las máquinas porque creemos que no están todas inscriptas” y a su vez “cada una de ellas una deberá tener incorporada una tecnología que permita suministrar a la autoridad de aplicación datos en forma online de las aplicaciones”, precisó.

El Fiscal de Estado luego sentó postura en torno a las distancias de aplicación y sostuvo que “no se trata de debatir si 500 metros, 1000 o 2000 metros como si fuera una cuestión menor, sino realmente cuál es el mecanismo de control más eficaz para la prevención del daño que es lo que nos está pidiendo el Poder Judicial cada vez que interviene y es lo que tenemos que hacer como autoridad de aplicación de la ley de plaguicidas”.

“Lamentablemente no hay muchos registros e información estadística que directamente diga que la aplicación de tal producto genera tales consecuencias, eso todavía hay que generarlo. Lo que sí es cierto es que tenemos que evitar el contacto directo entre el producto y la persona. Sí se está trabajando en el tema de la deriva, sobre el cual hay estudios”, analizó el Fiscal según supo esta Agencia.

Se espera que el Gobernador tome contacto con el borrador del decreto durante el fin de semana, tras lo cual si está de acuerdo, el texto sería presentado ante la Justicia y posteriormente a la Legislatura para que tenga “fuerza legal”, según había manifestado el propio mandatario.

Cabe resaltar que el decreto anterior que había elaborado el Ejecutivo provincial Nº 4407 fue impugnado por la Justicia en tanto las distancias de aplicación de las escuelas rurales que establecía, 100 metros para las pulverizaciones terrestres y 500 metros para las áreas, menores a los 1000 y 3000 que había fijado el fallo del juez Benedetto, carecían de “fundamento”.

APF Digital

Boletín de noticias