Piden la elevación a juicio de la causa contra Varisco por colgarse de la luz

Política 31 de julio de 2019
La Fiscalía solicitó se eleve a juicio el caso contra el intendente, acusado de vivir en un departamento "enganchado" de la luz. Pedirán un año y nueve meses de pena
sergio-varisco-1024x621

El Ministerio Público Fiscal pidió la elevación a juicio de una causa en la que se encuentra imputado el intendente de Paraná, Sergio Varisco, por “engancharse” de la luz.

La solicitud fue formulada por la fiscal Patricia Yedro ante la Oficina de Gestión de Audiencias -OGA- el 24 de julio último. Ese mismo día se corrió traslado a la defensa para que formule oposición en ese planteo, para lo que dispone de un plazo de cinco días hábiles, se informó desde el área de prensa del Poder Judicial.

La Fiscalía anticipó que solicitará para los imputados una condena de 1 año y 9 meses,consignó Análisis.

EL CASO

El episodio tuvo su inicio a medidados de marzo. El miércoles 13 de ese mes un grupo de operarios de Energía de Entre Ríos SA -Enersa-, distribuidora de la provincia, se acercó hasta el domicilio ubicado en calle Pascual Echagüe 842 de la capital, a raíz de una denuncia anónima, y con el objeto de desarticular una conexión clandestina. Con el correr de las horas, se supo que correspondía al departamento donde vive actualmente el presidente municipal junto a su pareja, la concejal Claudia Acevedo.

Como consecuencia del ilícito, Francisco Toyé, abogado de la empresa, procedió como habitualmente se hace en estos casos: radicó una denuncia penal por presunto hurto de energía. Pocos días después se emitió un comunicado informando de lo sucedido, aunque sin nombrar a nadie, debido a que, como política de comunicación de Enersa, se resguarda la identidad de los usuarios que son intervenidos en estos procedimientos.

En un primer momento, de hecho, fue Acevedo quien intentó hacerse cargo de la situación. Sostuvo que el inmueble era de ella -como si eso hiciera menos grave el asunto- y remarcó que todo se trataba de una operación de prensa que tenía como trasfondo una campaña de desprestigio para manchar la imagen del intendente, precandidato a esa altura por Cambiemos para volver a ocupar el sillón de la Presidencia Municipal. Sin embargo, desde Enersa ratificaron que se había solicitado luego del papelón un medidor, dejando como constancia un contrato de alquiler, cuyo titular era el propio jefe comunal.

A los pocos días el secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad, Eduardo Solari, ensayó un argumento similar, en una rueda de prensa a la que no asistió ni el intendente ni la concejal.

Ahora

Boletín de noticias