Bullrich denunció penalmente a Greenpeace por los carteles en La Rural

Nacionales 03 de agosto de 2019
La ministra de Seguridad acusa a la organización ambientalista de "intimidación pública". Reproches por la vulnerabilidad de la seguridad presidencial.
o_1564871118

El Ministerio de Seguridad denunció por "intimidación pública" la sorpresiva acción de Greenpeace en la Rural. El Gobierno reaccionó con una acción penal, luego de que el grupo ambientalista internacional lograra infiltrar dos carteles con mensajes contra los desmontes, que se desplegaron en el palco, justo encima de la cabeza de Mauricio Macri.

La llamativa manifestación de Greenpeace logró superar todos los dispositivos de seguridad. Aunque fue una acción inocua, tomaron por sorpresa a la Casa Militar y a los efectivos de seguridad, encargados de la seguridad del Presidente.

En la Casa Rosada buscaron desestimar la peligrosidad de la acción. "Fue cuando habló el presidente de la Rural", dijeron en Presidencia, en alusión a que los carteles aparecieron, de forma automática, durante el discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina. Agregaron que los artefactos que contenían los carteles desplegables "estaban instalados hace varios días".

o_1564871119_1

A diferencia de Presidencia, el Ministerio de Seguridad reaccionó con una denuncia penal, que recayó en el juzgado federal de María Eugenia Capuchetti. "Vamos a investigar porque creemos que es alguien de la empresa que trabajó en el palco o de la Rural", dijeron en la cartera de Patricia Bullrich.

Desde el Gobierno resaltaron que por el lugar había pasado la brigada antiexplosivos y que estaba desplegado todo el protocolo de seguridad que se mueve con el Presidente, y que involucra a custodios, a la inteligencia y a uniformados de las fuerzas de seguridad.

"Fue un tema de la estructura de la Rural. La seguridad inspeccionó los palcos y pasaron los perros para detectar explosivos. Nadie dijo que en la estructura del palco esos dos caños que parecían parte del tubo de la calefacción eran algo de afuera", dijeron en el Gobierno.

o_1564871119

Las banderas de Greenpeace contenían dos pedidos: "Ganaderos: basta de desmontes" y "destruir bosques es un crimen". Se desplegaron de forma remota cuando Pelegrina inició su discurso, justo sobre la cabeza de Macri. Dos personas que estaban sentadas cerca del Presidente de inmediato se pararon y los arrancaron de su lugar.

El operativo de seguridad presidencial había tenido especial despliegue y cautela por las protestas de ambientalistas que se habías registrado en los últimos días en la Rural. El pasado 28 de julio, un grupo de activistas veganos que defienden los derechos de los animales ingresó al lugar con carteles para denunciar el maltrato y fueron echados con violencia.

Los activistas veganos volvieron a manifestarse este sábado, pero fuera del predio, sobre la avenida Santa Fe. (La Nación)

Boletín de noticias