Tuneó una moto robada, pero no pudo evadir de la policía

Policial Crespo 22 de octubre de 2017 Por
Intensas tareas investigativas llevaron a recuperar una unidad sustraída hace 8 días. En un improvisado taller, un adolescente le había cambiado la fisonomía.
Ver galería Recupero
1 / 3 - Se recuperó en inmediaciones a la zona del ilícito

El pasado 13 de octubre, este medio informó el robo de una motocicleta Yamaha YBR 125 c.c., dominio 565-GMO, de color gris oscuro, la cual le fue sustraída a un joven de 23 años de edad, domiciliado en calle Los Andes de esta ciudad, donde se produjo el ilícito. Tras recepcionarse la denuncia, personal de Investigaciones de Comisaría Crespo inició una serie de tareas investigativas que llevaron con el correr de los días a trazar una hipótesis certera, al punto que mediante un positivo allanamiento se recuperó el motovehículo buscado.

Acerca del procedimiento, el Crio. Ppal. Miguel Retamar precisó a FM Estación Plus 94.3: “A través de la investigación se llegó al dato de que ese birodado podría encontrarse en el fondo de una vivienda de Barrio Azul, de relativa cercanía con el domicilio del denunciante y en poder de un menor de edad, sospechándose de un adolescente de 16 años. Con los indicios colectados, se solicitó un allanamiento para esa finca, la cual fue otorgada por el Juez de Garantías Nº 3 de Paraná, Dr. Humberto Franchi, procedimiento que se materializó este sábado. En el lugar se secuestró una motocicleta de idéntica cilindrada a la denunciada como sustraída, pero con la particularidad que se encontraba pintada de negro, con los números de cuadro y motor limados. Asimismo, se hallaron motopartes que le corresponden y una chapa patente que coincide con la numeración descripta por el damnificado, la cual ya había sido retirada de la unidad. Como elementos de interés para la causa, se secuestraron spray de varios colores, uno de ellos con el que se pintó la moto en cuestión”.

Los datos filiatorios del menor identificado fueron informados a la justicia, aunque atento a la edad no le recae la debida imputación.

Cabe señalar que el hallazgo se produjo en apenas una semana, arribando a un espacio reducido, que funciona como un improvisado y oculto taller, al que se tiene acceso de manera independiente y directa desde la calle. Se ubica en la parte trasera de una vivienda. El adolescente no reside en ese numeral catastral, aunque posee un vínculo sanguíneo directo con los moradores.

Pese a que la moto había sido repintada, se le había sacado el velocímetro y se le había cambiado el caño escape, entre otras modificaciones fisonómicas –aparte de las mecánicas descriptas-, los investigadores policiales de la ciudad descubrieron la acción delictiva.

Completada las actuaciones de rigor y conforme lo disponga la justicia, la moto será restituida a su propietario.

antes y despues

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Boletín de noticias