Lo interceptaron cuando practicaba destrezas, conduciendo con 1.50 de alcohol

Agentes policiales y de tránsito municipal interrumpieron la riesgosa conducta que protagonizaba un joven, a bordo de su automóvil. La unidad fue retenida, quedando a disposición del Juzgado de Faltas.

Las autoridades del orden pudieron localizar y detener la marcha de un desaprensivo conductor. Al respecto, el jefe policial Crio. Ppal. Miguel Retamar, indicó que “en la oficina de guardia se recepcionaron varios llamados telefónicos, casi en simultáneo, dando cuentan de que por Ruta 12 -desde Paraná y en dirección hacia la rotonda de Crespo- circulaba un automóvil Fiat Super Europa, de color blanco,  el cual realizaba maniobras peligrosas para sí y para terceros. Buscando evitar que se produzca algún accidente de tránsito, una dotación se dirigió en el Móvil C-221 hasta la zona señalada, visualizando que el rodado mencionado se desplazaba en trayectoria tipo Zig Zag, logrando interceptarlo en Ruta 12 y acceso Libertad”.

Al lugar acudió en colaboración el personal de Tránsito. “Se realizó la correspondiente identificación del conductor, tratándose de un joven de 33 años, domiciliado en la ciudad de Ramírez. El mismo no superó el correspondiente control de alcoholemia, el cual arrojó un valor excedente al permitido”, informó Retamar, al justificar la retención del vehículo y posterior traslado al depósito de la Municipalidad de Crespo.

Según trascendió, el muchacho se encontraba al mando de la unidad registrando 1.50 de alcohol en sangre.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Te puede interesar