Más de un millón de personas instalan una versión impostora de WhatsApp

Interés General 06 de noviembre
La aplicación está aún disponible en Google Play y junto a ella docenas de copias burdas y falsificaciones de otros programas de mensajería
447745

Una aplicación impostora de WhatsApp fue descargada más de un millón de veces desde Google Play, poniendo en peligro la seguridad de los móviles de entre uno y cinco millones de personas.

Una vez descargada e instalada, la aplicación no era más que un nido de anuncios sin herramientas ningunas.

En el mejor de los casos, habrá sido desinstalada inmediatamente en muchos de los móviles. Google eliminó la aplicación, que estuvo en la tienda.

La aplicación está aún disponible en Google Play para todos, y junto a ella docenas de copias burdas y falsificaciones de WhatsApp y otras aplicaciones. Un usuario poco avezado podría confundirlas por la versión genuina e infectar su terminal.

Este “WhatsApp falso” es uno de muchos, pero uno de los más sofisticados hasta ahora. Una vez instalado intenta descargar una aplicación fantasma que se sitúa sin nombre y con un icono invisible entre el resto de aplicaciones.

Para saber si se la ha instalado, basta con ir a “Ajustes” y entrar en el menú de “Aplicaciones”. Una vez ahí se buscará esta versión de WhatsApp. Si solo se ve la aplicación original, se estará a salvo.

Las aplicaciones impostoras aparecen en la tienda de Google gracias a nombres similares o utilizando caracteres que engañan a la vista como espacios invisibles o letras de otro alfabeto que se parecen a otras del alfabeto latino.

Una práctica que también se utiliza en los ataques de “phising” donde se redirige a las víctimas a sitios web que parecen idénticos a los del banco.

WhatsApp no está solo, otras aplicaciones como Facebook o YouTube son el foco de este tipo de impostores que buscan engañar a la mayor cantidad posible de personas hasta que son eliminados de la tienda en línea.

Google Play es la casa de más de mil millones de aplicaciones, la inmensa mayoría de baja calidad como cualquier tienda en línea de aplicaciones.

Ejercer de “policía” de este tipo de procesos es complejo a nivel técnico, pero Google ha mostrado en el pasado voluntad para mantener un espacio limpio de aplicaciones, como con el reciente Google Play Protect.

Play Protect es un mecanismo que escanea las aplicaciones publicadas en Google Play en búsqueda de elementos maliciosos. Un antivirus que Google se niega a llamar como tal.

Pero este tipo de protecciones son insuficientes sin un equipo humano dotado de los recursos necesarios que eviten lo que a los algoritmos se les escapa.

iProfesional

Te puede interesar