La “cheta de Nordelta”, complicada: tras su audio se filtraron causas por mala praxis

Sociedad 08 de noviembre
Las redes sociales estallaron ayer con el audio de la cirujana “cheta” de Nordelta que se quejaba de que sus vecinos tomaran mate en reposeras.
f620x350-52835_83853_3

De la risa a la preocupación en un solo día. El audio de Cinthia Dhers “la cheta de Nordelta” que se viralizó ayer hizo reir a propios extraños, ya que se quejaba del daño visual que le producían sus vecinos al tomar mate en reposeras.

“No me divierte estar en Nordelta, mirando el lago, viendo gente en una reposera de Mar del Plata en el muelle tomando mate. Para eso, no invertía 200.000 dólares y me quedaba en mi propio campo o me compraba una casa”, describe la cirujana en el audio.

El audio, que dura alrededor de cinco minutos, es una queja por parte de Dhers hacia el agente inmobiliario que le vendió la casa. A causa de las actitudes de sus vecinos, amenaza con vender la propiedad e irse de Nordelta.

Este es el audio:


“Yo soy una cirujana, una mujer normal, pero tengo determinados códigos de estética visual y de estética moral. La gente no se ve mala, pero se ve que es gente que viene de barrios visualmente no muy buenos. Me molesta ver un grupo de gente que lleva al perro a la pileta como si estuviéramos en la Bristol de Mar del Plata”, exhibió en el audio.

Pero luego llegó la preocupación. De acuerdo con datos publicados por Diario Veloz, Dhers tendría juicios de mala praxis en su contra y cuentas del offshore, algo que deberá investigar la justicia de ser cierto.

Distintos periodistas publicaron en Twitter datos que complican más y más a la cirujana de Nordelta. Por ejemplo, Hugo Bazterrica dio a conocer que a pesar de ser monotributista logró comprar una propiedad valuada en 200 mil dólares.

Otros dos periodistas hicieron lo propio respecto de las presuntas cuentas offshore que tendría Dhaers, a través de las cuales evadiría impuestos.


Es preciso recordar que en 2010, según un artículo publicado por Infobae, la Sala Sexta de la Cámara del Crimen había confirmado la medida dispuesta por la jueza Yamile Bernan contra la médica Cinthia Solange Dhers por “lesiones culposas graves”, y le trabó embargo por 15 mil pesos.

Dichas lesiones habían sido causadas a una paciente, llamada Mirta Beatriz Fernández, que bajo una técnica bautizada como “mesoterapia” había recibido inyecciones de ácido azelaico y ácido fítico con el objetivo de eliminar sus estrías.

Las dos sustancias estaban “presuntamente contaminadas”, provocándole a Fernández “lesiones papulopustulosas secretantes”, de acuerdo con lo expuesto por el fallo.

Cienradios.com

Te puede interesar