Juran los 127 diputados electos y el oficialismo gana terreno

Política 06 de diciembre
Los 127 diputados electos para renovar parcialmente la Cámara baja prestarán juramento en el recinto. Será el puntapié inicial de la reconfiguración del mapa político del cuerpo, con un oficialismo que gana terreno.
o_1478159292

Durante la sesión preparatoria, prevista para las 11:00, también se confirmará a Emilio Monzó como presidente de la Cámara, y a José Luis Gioja como vicepresidente primero, pese a que se había especulado con que ese lugar le correspondería a un representante del oficialismo debido a la nueva composición parlamentaria.

De hecho, se daba casi por descontado que a ese sillón iba a desembarcar el mendocino Luis Petri (UCR), pero finalmente el oficialismo decidió no tirar más de la cuerda y dejó las cosas como estaban, para no abrir un frente de disputa adicional con el kirchnerismo.

En este marco, a Petri se le asignó la vicepresidencia segunda, reemplazando a la diputada saliente Patricia Giménez, mientras que la vicepresidencia tercera irá a manos del bloque Justicialista (aún debe definir el nombre que sustituirá al massista Felipe Solá), que desplazará como tercera fuerza al Frente Renovador.

Si bien la interna entre la UCR y Elisa Carrió impidió incorporar al interbloque Cambiemos a Martín Lousteau y Carla Carrizo, la bancada oficialista exhibirá la cuantiosa cifra de 107 diputados propios, a apenas 22 votos del quórum propio, algo que conseguirá fácilmente con la ayuda de bloques aliados.

El reposicionamiento de Cambiemos aumentará su poder de conducción de la Cámara y le permitirá reclamar cuatro comisiones clave que hasta hoy son conducidas por la oposición.

Uno de los objetivos a corto plazo será desplazar a la massista Mirta Tundis de la comisión de Previsión y Seguridad Social, para de esa manera poder controlar sin mayores sobresaltos la discusión de la reforma jubilatoria, que ya tiene media sanción del Senado y que se tratará en sesiones extraordinarias.

También el oficialismo puso el ojo en la comisión de Energía, que quedó acéfala tras el desafuero y detención de quien la presidía, el exministro Julio De Vido, y en la de Comunicaciones e Informática, que actualmente encabeza el cordobés Juan Brügge.

Por último, hay un marcado interés del oficialismo en apoderarse de la estratégica comisión de Legislación del Trabajo (actualmente es presidida por el petrolero del bloque Justicialista Alberto Roberti), que intervendrá en el tratamiento de la reforma laboral.

Entre los diputados que tomarán juramento, se destaca la vuelta de Agustín Rossi (quien además volverá a ser jefe de bloque del Frente para la Victoria), de Martín Lousteau (Evolución), Graciela Ocaña (Confianza Pública), Daniel Scioli (FpV-PJ), Leopoldo Moreau (FpV-PJ), Nicolás del Caño (FIT) y Fernando Iglesias (PRO), mientras que habrá debutantes como Gabriela Cerruti, Fernando Espinoza, Hugo Yasky (FpV-PJ) y Facundo Suárez Lastra (UCR).

Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Felipe Solá (Frente Renovador) renovarán sus bancas, así como Luciano Laspina (PRO), Diego Mestre (UCR), Luis Petri (UCR), Gabriela Burgos (UCR) y María Emilia Soria (FpV-PJ).

Pese a que verá reducido levemente su tamaño, el FpV-PJ seguirá siendo la segunda fuerza parlamentaria, con alrededor de 65 integrantes, en tanto que el bloque Justicialista será la tercera fuerza con 19 bancas propias, en el marco de un interbloque "Argentina Federal" que rondaría los 32 legisladores.

El jefe de bloque designado, en reemplazo del diputado saliente Oscar Romero, es Pablo Kosiner.

Ya sin su jefe al mando del bloque (Sergio Massa), el Frente Renovador-UNA quedará relegado como cuarto espacio, con 17 bancas propias.

Afuera de Cambiemos, Lousteau conformará el bloque Evolución junto a Carrizo y la tucumana María Teresita Villavicencio, bancada que a su vez integrará el interbloque "Social Democracia" junto al monobloque del mendocino José Luis Ramón.

En tanto, el bloque del Movimiento Evita (Peronismo para la Victoria) pasará de 5 a 4 integrantes, y Libres del Sur, que contaba con tres bancas, sólo retendrá la de Victoria Donda, con mandato por dos años más.

El Frente de Izquierda, por su parte, quedará reducido a tres escaños (tenía cuatro).

Te puede interesar