Diputados le dio media sanción a la reforma tributaria

Política 20 de diciembre
Se resolvió con votos 146 a favor, 77 en contra y 18 abstenciones. El Gobierno aceptó retoques y quiere sancionarla antes de fin de año.
f_1513758852

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 146 votos afirmativos, contra 77 negativos y 18 abstenciones, el proyecto de reforma tributaria impulsado por el Poder Ejecutivo.

Tras la aprobación de la reforma previsional, Diputados avanzó con la media sanción del proyecto que propone modificaciones tributarias y que forma parte del paquete de reformas económicas acordado por el Gobierno con 23 de los 24 gobernadores del país.

Apenas pasada la 1 de la madrugada del miércoles, el proyecto fue aprobado en general y empezó el debate en particular. El análisis artículo por artículo demandó casi tres horas e incluyó numerosas modificaciones. A las 3:48 quedó concluida la aprobación en particular y se dispuso su giro al Senado de la Nación.

El defensor del dictamen de mayoría, Luciano Laspina, calificó a la nueva norma como “la reforma más ambiciosa, profunda e integral que se ha realizado en los últimos años”.

El diputado del interbloque Cambiemos mencionó que los principales objetivos de la reforma son “incentivar la inversión, formalizar el mercado laboral, mejorar la competitividad, mejorar la equidad del sistema tributario y luchar contra la evasión”.

“Desde que asumió el gobierno del presidente Macri se bajó en 2 puntos del PBI la presión tributaria. Esta reforma, en conjunto con las otras leyes, va en ese camino. Por eso proponemos que se plasmen en un periodo gradual de cinco años”, concluyó Laspina.

Desde el Bloque del Frente para la Victoria, el diputado Axel Kicillof, criticó la iniciativa al considerarla una “reforma neoliberal” que “le perdona impuestos a los que más tienen e intenta pasar esa carga tributaria a los consumidores”, afirmó.

En cuanto a modificaciones, Kicillof propuso eximir de impuestos a la producción de cervezas artesanales y discutir los gravámenes sobre bebidas espirituosas y la producción electrónica de Tierra del Fuego.

Desde el bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, el diputado Marco Lavagna valoró que “la reforma tributaria hace avances en la incorporación de algunos fallos y regulaciones de la AFIP y trae algún grado de claridad”. Pero afirmó que “no cambia la matriz impositiva de Argentina: no elimina impuestos, se crean algunos nuevos en los que coincidimos como la renta financiera”.

“Argentina tiene una estructura tributaria que depende un 70% de impuestos sobre el consumo y el salario, y el 22% sobre rentas y patrimonios. Cuando uno mira países de la OCDE, la misma relación es de 61% impuestos al consumo y al salario, y 39% sobre patrimonio y rentas. Es decir, más de 15% de diferencia que tenemos que modificar”, explicó en términos macroeconómicos.

En cuanto a propuestas, Lavagna pidió una ventanilla única para simplificar el sistema tributario, la devolución del IVA de los alimentos y una nueva forma para gravar las bebidas alcohólicas con “más incentivos”.

Desde el Bloque Argentina Federal, Diego Bossio, destacó que la norma incorpora el gravamen de la renta financiera aunque evaluó que “esta ley se queda a mitad de camino porque no termina de ser agresiva para cambiar el modelo productivo”.

A su turno, Martin Lousteau, del Bloque Evolución Radical, consideró que “esta es una reforma tributaria importante, pero no va a resolver los problemas que Argentina viene acumulando hace mucho tiempo”.

Desde el Frente de Izquierda, la diputada Natalia González Seligra, apuntó que esta ley “sólo genera beneficios para las grandes empresas”.


CIERRE DE BLOQUES


A la hora de los cierres de las bancadas, la titular del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, Graciela Camaño, dijo que “es necesaria una ley tributaria” aunque se quejó por la falta de “propuestas innovadoras”. Y, propuso que “el revalúo impositivo sea coparticipado” y que “se le otorgue un porcentaje del impuesto que se le cobra a Internet a la industria cinematográfica”.

Por su parte, Pablo Kosiner, del Bloque Argentina Federal, advirtió que “necesitamos avanzar a un sistema más justo que tienda al desarrollo de la producción” porque, según afirmó, “es imposible que una Pyme compita con el Lebacs sin consumo, sin financiación, suba en el transporte y altos costos de inflación”.

Desde el Frente para la Victoria, Agustin Rossi le apuntó al paquete de reformas del Poder Ejecutivo porque “ninguna de estas leyes –afirmó- va a impactar en el desarrollo económico del país”. Sostuvo que “países que no protegen sus economías y a sus trabajadores sostienen ideas en desuso en el mundo”.

Para concluir, el diputado Mario Negri, titular del interbloque Cambiemos, defendió el nuevo régimen tributario: “Pretendemos sostenibilidad fiscal con las reformas”, dijo. Y agregó que “hay que encontrar un rumbo, saber a dónde queremos ir, para recuperar confianza y previsibilidad sin aislarnos del mundo”.

Además, frente a los reclamos de diversos bloques sobre el pago de ganancias de cooperativas y mutuales, Negri destacó que “vamos a suspender los dos artículos (que contemplan ese gravamen) pero necesitamos un compromiso para que tengamos una ley de mutuales y cooperativas cuanto antes”.

La reforma tributaria es otra de las iniciativas enviadas por el Poder Ejecutivo para su tratamiento en sesiones extraordinarias. Contempla la creación de un gravamen a la renta financiera (5% para las personas físicas en los intereses de plazo fijo en pesos y las rentas por títulos públicos); la aplicación del IVA a servicios digitales que se prestan desde el exterior (como Netflix o Spotify); beneficios para las empresas que inviertan sus ganancias; rebajas en el pago de contribuciones patronales; mayores cargas impositivas para las bebidas azucaradas y la cerveza y rebaja gradual de impuestos a los productos electrónicos, entre otras medidas.

Te puede interesar