Una reyerta entre presos terminó con uno de ellos apuñalado en el pecho

Policiales 06 de enero
El conflicto se habría desatado por las condiciones de alojamiento pero desde el Servicio Penitenciario negaron esas versiones y explicaron lo sucedido en el penal de Gualeguaychú.
o_1433932919

En la Unidad Penal de Gualeguaychú se produjo este viernes en horas del mediodía un incidente entre internos que terminó con uno de ellos herido de arma blanca en el pecho.

Según publicó 03442, ocurrió en el Pabellón 12 en el tercer piso, donde conviven presos condenados por delitos federales y donde en esos momentos se encontraba alojado un preso con condena oriundo de Gualeguay de apellido Giménez.

Por el incidente hubo una versión que señalaba que la víctima del ataque fue Miguel Chávez, actualmente procesado por caso de estupefacientes y bajo causa llevada adelante en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, a cargo del doctor Pablo Seró.

Esa versión señalaba que en el Pabellón se mezclaban condenados con procesados y eso llevaba a problemas de convivencia, considerando que se ponía en riesgo a personas que aún no estaban con condena firme y que se los tenía aislados sin atención de los celadores, siendo este Pabellón un lugar imposible de ser habitado.

Estas mismas fuentes indicaron que Chávez fue brutalmente agredido, recibiendo un puntazo en el pecho que puso en riesgo su vida y que había sido llevado al hospital Centenario, siendo internado en la UTI.

Ante estas versiones sobre convivencia y condiciones de alojamiento, el director del Servicio Penitenciario, José Luis Mondragón, explicó que el conflicto se originó con una reyerta, cuando tres internos (entre ellos Chávez) se enfrentaron a Giménez, quien con una faca casera se defendió y lesionó a Chávez a la altura del esternón.

El interno herido fue llevado inmediatamente al Centenario, donde recibió asistencia, señalando Mondragón que afortunadamente la herida no fue de gravedad y que este sábado estaría siendo llevado nuevamente al Penal.

Respecto al suceso y sus consecuencias, el director del Servicio explicó que los protagonistas del incidente (cuatro personas en total) serán sancionados por sus conductas, agregando que el incidente se solucionó en pocos minutos sin necesidad del empleo de la represión.

Por otra parte, negó los dichos de aislamiento mencionados en los trascendidos, ya que si bien las celdas no tienen baños individuales, los internos pueden ir a los baños compartidos cuando lo necesitan y el personal penitenciario atiende los pedidos de los presos.

Te puede interesar