Tras el acuerdo por Lucas Pratto, River va por otros dos refuerzos de peso

Futbol 08 de enero de 2018
El equipo de Gallardo suma incorporaciones con la idea de pelear todo en 2018.
ryAclAxNM_930x525__1
Lucas Pratto se entrenó con la Reserva de San Pablo y se despide.

La bola gira en la ruleta y esta vez hay bastantes billetes para que la apuesta sea fuerte. Ya lo había advertido el vicepresidente primero Jorge Brito cuando, luego de las elecciones, dijo que River haría una gran inversión en este mercado de pases. El club de Núñez ya tiene acordado lo de Lucas Pratto y, ahora, va por otros dos jugadores de ataque: el delantero Silvio Romero y el mediocampista Lucas Zelarayán.

En River no creen que la erogación que harán por Pratto sea una pérdida de dinero por más que, por su edad (29 años) ya tenga poco valor de reventa a futuro. Con un balance millonario, que cerró con un superávit de 310 millones de pesos, apuestan a lo deportivo para cumplirle los deseos a Marcelo Gallardo, quien pidió que le trajeran sí o sí al ex delantero de Vélez. Por eso, en Núñez ya acordaron pagar 10,7 millones de dólares más un plus por objetivos que rondaría los dos millones de dólares.

​San Pablo, dueño del 50 por ciento del pase del jugador, ya aceptó las cifras. Y el Atlético Mineiro, poseedor de un 45% (el restante 5% es de la cadena de supermercados BH) también dio el visto bueno. Los últimos detalles, sobre todo en cuanto a la forma de pago, que era lo que San Pablo había rechazado el viernes, se terminarán de resolver hoy. Para dejar conformes a todas las partes, River pagaría en la primera cuota 4,5 millones de dólares, es decir más del 40% del monto total de la operación.

Hay dos datos más que fueron alentadores para la institución de Núñez ayer. Uno de ellos es que Pratto se entrenó con la Reserva de San Pablo. Y el otro fue que Raí, el director deportivo del club paulista se fue a Recife para acordar con el Sport Recife la transferencia del centrodelantero Diego Souza. “Está en un 99 por ciento hecho. Mañana (por hoy) se tiene que cerrar y lo anuncian”, expresó desde Brasil una fuente que interviene en la negociación en diálogo con Clarín.

De esta manera, Marcelo Gallardo tendría a Pratto, a más tardar, el jueves en Miami, donde River se encuentra realizando la pretemporada. Antes de volar a Estados Unidos, primero el jugador nacido en La Plata debe regresar a Buenos Aires (tiene reserva de vuelo para esta noche), realizar la revisión médica en la clínica Rossi y firmar el contrato.

Más allá de lo de Pratto, River no saca las fichas de la ruleta. Va por más. Por eso, hubo otro contacto entre Gallardo y Silvio Romero. Según pudo saber este diario, el delantero del América de México le dijo que quiere jugar en River (Independiente también está interesado en él) porque lo seduce el proyecto del Muñeco. Entonces, ya empezó la ingeniería económica. La entidad azteca -de acuerdo a lo que publicaron medios mexicanos- pide 6 millones de dólares. River buscará adquirir, por la mitad de ese dinero (3 millones de dólares) el 50% de la ficha del ex Lanús.

Si también concreta este pase, el plantel contará con Scocco, Pratto y Romero, tres delanteros con poder de fuego, que es lo que busca Gallardo.

Además, se están recuperando Rodrigo Mora (hace ocho meses le habían detectado una necrosis aséptica en la cabeza del fémur y tuvieron que operarlo en la zona de la cadera) y Marcelo Larrondo (en agosto le hicieron una artroscopía en la rodilla izquierda por un síndrome meniscal).

Como si esto fuera poco, River también irá por un mediocampista ofensivo. Se trata de Lucas Zelarayán, con poca continuidad en Tigres de México. La idea es cerrar un préstamo por un año de un millón de dólares y que ese dinero luego se descuente en una posible futura compra. Al ex Belgrano también le interesa llegar a River. A un River que apuesta fuerte.