Cuatro adolescentes incendiaron el pesebre de la Parroquia del Rosario

Por un cúmulo de probanzas, cuatro menores de 15 y 16 años fueron acusados de cometer el hecho de vandalismo. La justicia ordenó la entrega formal a sus padres.

Con premura la policía generó una búsqueda que permitió minutos después del siniestro, interceptar a los sospechados y ponerlos a disposición de la Fiscalía de Menores. Acerca del suceso investigado, el Crio. Ppal. Miguel Retamar, precisó a FM Estación Plus 94.3 : "A las 1:30 de la madrugada de este miércoles, la guardia tomó conocimiento de un incendio que se acababa de producir en el pesebre de la Parroquia Nuestra Sra. del Rosario, estructura emplazada sobre la vereda de la intersección de Urquiza y Mitre. El mismo tiene una dimensión aproximada de dos metros de ancho por dos de largo y otros dos metros de altura".

Destacando el valioso aporte de los eventuales testigos, el funcionario indicó: "Quienes nos reportan el hecho habían visualizado la acción de un grupo de jóvenes, pudiendo indicar las características fisonómicas y la vestimenta que portaban quienes se habían dado a la fuga. Con esos datos, personal de Investigaciones de nuestra Comisaría interceptó a los chicos sospechados, realizándose la debida identificación, tratándose de adolescentes de 15 y 16 años. Tres de ellos son residentes de Crespo y el restante que integraba el grupo es oriundo de Santa Fe capital".

"Puesta en conocimiento de los hechos, la Fiscal de Menores dispuso la correcta identificación para su elevación con el Legajo instruido por el supuesto delito de Daños y que se proceda a la formal entrega a los progenitores. Los tres menores de Crespo fueron prontamente retirados por sus padres, en tanto que el adolescente de Santa Fe debió esperar el arribo de su madre", indicó el jefe de la dependencia en cuanto al procedimiento.

En relación a las pruebas, Retamar explicó: "A la declaración de los testigos presenciales que posibilitaron la localización de los presuntos autores, se le anexará el informe pericial del gabinete criminalístico y de los Bomberos Zapadores, cuyos efectivos tomaron intervención. Los resultados de las pericias son claves, ya que además se secuestró una botella de Vodka, que deberá determinarse si es coincidente con el tipo de combustión generada. Por otra parte, desde la Parroquia se aportaron las imágenes de las cámaras de seguridad recientemente instaladas en los alrededores de la Iglesia, pudiendo cotejarse con la individualización practicada".

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Te puede interesar